Las cifras tienen rostro, el de los más de 27 mil pequeños agricultores que se verán beneficiados con el anuncio realizado por la Presidenta de la República Michelle Bachelet y que permite la reincorporación de ellos a INDAP, dando vuelta la página a la deuda que poseían con la institución. Sus rostros son de alegría, de esperanza, pero principalmente de agradecimiento a la Mandataria, porque están cumpliendo un sueño.
Así lo señaló el pequeño agricultor Luis Vilches, del sector de Pangue Arriba comuna de San Rafael, quien llegó hasta las oficinas de INDAP para dar las gracias a nombre de su padre. Su progenitor, Modesto Vilches, está conectado a un respirador artificial, postrado en una cama, y en el ocaso de su vida veía con mucha pena, que por una deuda de hace más de doce años, no podía heredar la parcela a sus hijos. Parcela que consiguió gracias a la Reforma Agraria del Presidente Eduardo Frei Montalva.
Esta medida, la número 44 de los 50 compromisos de campaña para los primeros 100 días del Gobierno de la Presidenta Bachelet, permite que todos los agricultores que por diversas razones, no lograron cancelar sus compromisos crediticios con INDAP, y se acogieron al sistema de “castigo contable” (con lo que no se continúa con la cobranza del crédito, pero no podían acceder a los beneficios de la institución), puedan ser rehabilitados financieramente y vuelvan a trabajar con el organismo del agro.
Este es un acto de justicia, de reparación. La medida simboliza la voluntad del Gobierno de la Presidenta Bachelet por cumplir lo prometido y reintegrar a los pequeños productores para hacer más grande la agricultura.
Así lo siente el agricultor Luis Vilches, quien contó emocionado su historia al director regional de INDAP Jairo Ibarra Gonzalez. “Tuvimos años malos, y gracias al esfuerzo de mi padre somos lo que somos, yo y mis cinco hermanos. Mi papá quiere morir en su campo, pero con esta deuda no podíamos pensar en pagarla y liberar la hipoteca. Por eso estamos tan agradecidos. Quizás ahora los nietos se entusiasmen con quedarse en el campo. Esto nos tenía amarrados de las manos porque no podíamos seguir trabajando ya que nuestra deuda era de más de 37 millones de pesos. En un principio los cinco hermanos trabajábamos en el campo, pero con esta deuda tuvieron que arrancar y buscar otros trabajos. Yo soy el único que se quedó. Quiero darle las gracias infinitamente a la Presidenta. Mi padre me pidió que les dijera que ahora se va a morir contento”, dijo.
INDAP REGIONAL
INDAP se encuentra entregando esta buena noticia a los pequeños agricultores. Además los está invitando a acercarse a las áreas para acreditar nuevamente su condición de usuarios, para acceder a los beneficios de créditos, asesorías e incentivos que posee la institución.
“Son más de 27 mil los agricultores que a nivel país están en la situación de castigo contable y hoy junto con extinguir la deuda podrán además levantar sus prendas, sus hipotecas. El objetivo de esta medida es darles la posibilidad de volver al rubro, a ser usuario, contar con asesoría y subsidios, para seguir trabajando en el campo”, dijo Ibarra.

Deja un comentario

Deja un comentario