El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó este viernes que el desempleo alcanzó a un 12,2 por ciento entre abril y junio, cifra que midió los efectos de la crisis por la pandemia.

Esto eleva la cantidad de cesantes en el país a 996 mil 910 personas.

La tasa de desocupación es la más alta en toda la serie desde 2010, incrementándose 4,9 puntos porcentuales respecto a igual período del año anterior.

Si se analiza la cifra por sí sola, es la tasa más alta de desempleo desde 1986.

Por su parte, los desocupados crecieron 42,9 por ciento, incididos solo por el total de personas cesantes (54,1 por ciento); mientras que la tasa de desocupación de hombres (12,6 por ciento) es mayor a la de mujeres (11,7 por ciento).

Además, hay 801 mil 800 personas con sus contratos suspendidos, a quienes el INE denomina como «ocupados ausentes», ya que sus empresas se acogieron a la Ley de Protección del Empleo, consigna Cooperativa.

La medición también señala que entre las pérdidas importantes de empleo en el período se destacan los rubros de comercio, construcción, y alojamiento y servicio de comidas.

También llegó a niveles históricos la cifra de personas que no están saliendo a buscar trabajo, debido a la contingencia sanitaria: aumentan 31,6 por ciento en doce meses.

Conocidas las cifras, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, indicó que «pronto» habrá anuncios en materia «de apoyo, del subsidio al empleo».

«Son cientos de miles de personas que han perdido su trabajo y nuestro desafío primordial es poder recuperar esos puestos de trabajo, que esas personas, esas familias, esos hombres y mujeres vuelvan a recuperar sus empleos, vuelvan a generar ingresos permanentes para sus familias», aseveró.

Deja un comentario

Deja un comentario