Según el Gobierno, el número de denuncias por acoso laboral y sexual experimentó un alza del 17% durante el primer semestre respecto a igual periodo de 2018, totalizando 1.380 casos, en base a registros administrativos de la Dirección del Trabajo (DT).

De acuerdo a las estadísticas, en el último año, la DT recibió más de 3.200 denuncias de derechos fundamentales y más de 500 por acoso sexual, las cuales fueron investigadas.

En más de 1.100 investigaciones se constataron vulneraciones y se solicitaron sanciones y multas a la justicia.

El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, señaló que los trabajadores han perdido el miedo a denunciar y que, hoy en día, “se atreven a denunciar cuando son víctimas de maltrato”, indicó Arab y consigna Biobio Chile.

“Los trabajadores deben saber que tienen el derecho a denunciar, que si denuncian, gozan de una garantía de indemnidad que es una especie de protección, que el empleador no los puede despedir porque si los despide se entiende que es represalia a la denuncia realizada”, explicó.

Sin embargo, los plazos de 30 días tanto de las investigaciones internas de una empresa y de la propia DT no se cumplen, advirtió el académico de Derecho Laboral de la Universidad Diego Portales, César Toledo.

“Ralentan, en definitiva, la solución del caso. Hay casos en los cuales frente a una denuncia presentada por un interesado le devuelven la denuncia, eso significa que usted previamente debe someter esto, así como quien dijera un trámite previo e indispensable, ante su propio empleador”.

“Nosotros recién entramos a analizar el tema una vez que esto esté zanjado en la interna”, sería la postura de la entidad a juicio del experto.

A raíz de mediáticos casos como las denuncias en el restaurant Piccola Italia y la empresa Don Hugo, el Gobierno instruyó a la DT a emitir un instructivo a todas las direcciones regionales para que prioricen las denuncias por maltrato laboral.

Deja un comentario

Deja un comentario