El acceso universal de la población a la salud bucal fue uno de los temas abordados hoy en el Primer Encuentro Regional de Odontólogos del Maule, en el cual se destacó que para alcanzar una mayor cobertura se requiere dotar de mayores recursos a los servicios públicos de salud.

La reunión, que se realizó en el centro de eventos de Parque Oh en la capital regional, congregó a alrededor de 200 profesionales odontólogos, y  fue encabezada por la vicepresidenta nacional del Colegio de Cirujano Dentistas de Chile, doctora María Eugenia Valle, y por la presidenta del Capítulo Regional del Maule, doctora, Soledad Suazo.

En la oportunidad se acordó que si bien en la actualidad se ha hecho posible el ingreso de prestaciones de Odontología a la Modalidad Libre Elección de FONASA “esta medida es insuficiente y en la actualidad se requieren nuevos pasos.  Como país tenemos grandes falencias en salud bucal, como por ejemplo que hoy en día un 80 por ciento de la población es afectada por caries dentales”, señaló  la dirigente nacional, doctora Valle.

Durante el encuentro también se abordó el tema del escaso acceso de los chilenos a la salud dental: “Las encuestas y mediciones demuestran que la ciudadanía demanda mayores oportunidades de atención. No piden que les regalen las consultas, sino una fórmula de copago que debe comprometer a la política pública”, acotó.

Los odontólogos del Maule precisaron que la realidad en la zona confirma lo que ocurre a nivel nacional, donde hay una relación directamente proporcional entre estrato socioeconómico y estado de los dientes. “Es decir, los sectores más desposeídos de la población tienen mayor prevalencia de enfermedades bucales que los sectores de mayores ingresos y mejor acceso”, señalaron.

Examen Nacional Odontológico

Otro de los puntos abordados fue la importancia de avanzar en el Examen Nacional Odontológico,  ENO, para cautelar la calidad en la atención a los usuarios.

“Solicitamos al Gobierno una modificación legislativa en razón de que quienes cursaron la carrera de odontología no sólo sean acreditados únicamente a la luz de las normas de la Ley N° 20.129, sino que también sean sometidos a la rendición de un examen único nacional conforme a la Ley N° 20.261, al igual que los médicos cirujanos”, señaló la vicepresidenta.

“Como profesionales tenemos la facultad para prevenir o tratar enfermedades, pudiendo examinar, diagnosticar, prescribir y tratar a los respectivos pacientes. Esta igualdad de hecho entre médicos cirujanos y odontólogos no sólo está dada por una semejanza de hecho, sino que también existe a nivel jurídico o de política legislativa, pues resulta posible observar una estrecha igualdad de trato que reciben ambas profesiones por parte de nuestras leyes y reglamentos”, indicó.

Adultos mayores

El tercer punto que abordaron los dentistas de la región maulina es el rápido envejecimiento de la población y sus consecuencias médicas, las que, según dedujeron, no han sido debidamente abordadas en el ámbito político, legislativo y sanitario y en las que demandaron acciones concretas.

“Este fenómeno demográfico impacta fuertemente a la población mayor que posee más dientes, pero que dada la alta prevalencia y severidad de las patologías bucales, ve afectada su calidad de vida. Necesitamos contar con odontólogos formados en el pregrado para la atención de la población autovalente, y a nivel de postgrado de especialistas que puedan cubrir las demandas de la población mayor dependiente”, señaló la doctora María Eugenia Valle.

Al respecto, indicó que la formación de odontólogos en el área de la odontogeriatría debe plantearse con una mirada interdisciplinaria, donde se incorporen aquellos académicos con experiencia desde las distintas disciplinas, como la geriatría, gerontología, antropología y sociología que permitan una provisión de servicios integrales para los adultos mayores, para  mejorar su calidad de vida.

Finalmente, afirmó que se espera que para 2025 Chile se convierta en el país más envejecido de Latinoamérica, razón por la que se deben  liderar cambios en la planificación de una política de salud bucal y en la implementación de programas innovadores no sólo de los nuevos odontólogos, sino que de todos los profesionales de las distintas disciplinas de la salud.

Deja un comentario

Deja un comentario