La Defensoría de la Niñez interpuso este lunes ante la Corte de Apelaciones un recurso de protección en favor de 21 adolescentes que resultaron perjudicados en la rendición de la pasada PSU.

De acuerdo al requerimiento, mediante la acción se pretende resguardar la «igualdad ante la ley, el derecho a la educación, a la propiedad y el debido proceso», consigna 24Horas.

La iniciativa busca beneficiar a los adolescentes por la no rendición de la prueba de Historia, así como a quienes dieron el examen en condiciones desfavorables o bien los que fueron excluidos del proceso. La acción judicial está dirigida en contra del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas y también del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre).

La institución además aclara que la decisión del Demre y el CRUCh no sólo afecta a los 21 adolescentes que acudieron a la Defensoría, sino que también «a todos aquellos(as adolescentes que, a nivel nacional, han sido afectados/as por la decisión de suspender la aplicación de la prueba de selección universitaria de Historia, Geografía y Ciencias Sociales y a aquellos que rindieron la PSU en condiciones inapropiadas y sin los mínimos requisitos de seguridad».

Dada esta situación, desde la Defensoría solicitan que «el pronunciamiento de la Corte considere a todas y todos los jóvenes que vieron vulnerados los derechos antes descritos, no sólo de los 21 que nos contactaron».

Sobre la cancelación de la Prueba de Historia, el recurso contempla los casos de cuatro adolescentes de la Región Metropolitana y de la del Biobío.

Sobre la rendición de las pruebas en condiciones no adecuadas, se individualizaron a 14 adolescentes de las regiones de Atacama, Valparaíso y Metropolitana.

En cuanto a los menores que habrían participado en un supuesto «boicot» y que fueron excluidos del proceso, se encuentran contabilizados tres casos correspondientes a la Región Metropolitana.

Deja un comentario

Deja un comentario