“Ejemplos como éste pretendemos que se repliquen por muchos durante el Gobierno de la Presidente Michelle Bachelet”, señaló el director (PyT) de Serviu Maule, Omar Gutiérrez.

Momentos de emoción y alegría vivieron las 20 familias, que conforman el comité “La Pulga”, en el sector suroriente de Talca, luego de recibir los certificados de subsidio del Fondo Solidario de Vivienda que otorga el Ministerio de Vivienda y Urbanización.
La ceremonia con las familias beneficiadas fue encabezada por el gobernador de Talca, Óscar Vega Gutiérrez, el diputado Sergio Aguiló Melo y el director (PyT) de Serviu Maule, Omar Gutiérrez.
La mayoría de las familias fueron erradicadas hace 30 años del campamento Maitenhuapi, recibiendo una vivienda de madera en la entonces naciente población Carlos Trupp. Las casas ya habían cumplido su vida útil e, incluso, fueron atacadas por termitas, lo que hacía urgente una intervención.
El año 2006 se conformó el comité para trabajar con el objetivo de acceder a mejores condiciones de vida, considerando que se trata principalmente de adultos mayores con pensiones muy bajas.
Es así como el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, atendiendo la delicada situación social de las familias, asignó los recursos para llevar adelante el proyecto habitacional, que considera la construcción de viviendas que oscilan entre los 46,45 y 65,58 metros cuadrados.
Muy emocionadas estaban las familias, por cuanto concretan otro paso importante con la entrega de los subsidios habitacionales en el mismo lugar donde actualmente se ejecutan las obras.
“Crecimos en una casa de madera, pero gracias a Dios y gracias a las autoridades logramos tener nuestras casas. Uno no tiene un calefón y nada para ducharse, entonces ahora va a ser distinto gracias a Dios. Un paso totalmente grande y la felicidad que esperábamos hace 30 años”, resumieron algunos de los adultos beneficiados.
Luego de recorrer los trabajos que se realizan, el director (PyT) de Serviu Maule subrayó la importancia de la organización de las familias en pos de luchar por su dignidad.
“Vienen en la lucha de muchos años. Algunos de ellos vienen del campamento Maitenhuapi y están obteniendo finalmente una solución y nosotros estamos súper felices por ellos. Ejemplos como estos pretendemos que se repliquen por muchos en los años de Gobierno de la Presidente Michelle Bachelet”, señaló Omar Gutiérrez Mesina.
Actualmente, las obras tienen un grado de avance global de un 8%. De acuerdo al contrato con la constructora Mafal, las primeras viviendas estarán en condiciones de ser habitadas en la próxima primavera y el proyecto completo debe quedar concluido en mayo de 2015.

Deja un comentario

Deja un comentario