La competencia de este año a nivel de Latinoamérica y el Caribe parte de la base que desde las mismas ciudades se pueden hacer los grandes cambios que necesita el mundo para mejorar la calidad de vida de sus habitantes y el medio ambiente.

Las ciudades con más de 100 mil habitantes pueden participar, y en Chile entonces además de Curicó y Talca, otras 49 comunas pueden presentar proyectos y competir por ganar esta versión del concurso que tiene un premio de US$5 millones para la ciudad ganadora, y otros cinco premios de US$1 millón para otras ciudades que presenten proyectos innovadores y que generen impacto.

A nivel mundial, en otras versiones de Estados Unidos y Europa, son más de 460 ciudades las que han presentado sus proyectos. Por ejemplo, Barcelona ganó el Mayor Challenge de Europa con un proyecto que busca coordinar el apoyo a adultos mayores para que no estén solos o Estocolmo que lo hizo con un proyecto para mejorar el cambio climático.

Deja un comentario

Deja un comentario