En la Escuela Pedro Aguirre Cerda finalizó el trabajo del Centro para Niños con Cuidadores Principales Temporeras de Linares, que atendió a un total de 60 niños y niñas, de entre 6 y 12 años de la comuna, mientras sus padres y madres participaban en labores productivas de temporada propios de esta zona rural.

“Creciendo juntos en verano”, es la iniciativa que se traduce en la implementación de este centro que acogió a los menores, quienes no solo jugaron o se recrearon, sino que también se alimentaron y vivieron experiencias formativas, ideales para su desarrollo integral.

Este Programa surge con el objeto de facilitar la incorporación y permanencia de las mujeres en el mercado laboral y el trabajo agrícola de temporada, por ello la Municipalidad de Linares en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social, la Junta Nacional de Auxilio Escolar y becas (Junaeb) y el Instituto Nacional de Deportes (IND), implemento durante los meses de enero y febrero el funcionamiento de este centro recreativo-formativo para el cuidado y atención de sus hijos e hijas.

María Claudia Jorquera, Directora de la Dideco de la Municipalidad de Linares comentó “nosotros como municipio hicimos un aporte importante en esto, que va desde los monitores, la infraestructura, supervisión y colaciones. Pero lo más significativo de esto es que durante este tiempo hay niños que están siendo atendidos con cariño y que permite que mujeres de nuestra comuna puedan trabajar como temporeras y de esa forma traer ingresos a la familia, que les permita solventar las distintas necesidades que van teniendo. Aquí hay que destacar el compromiso del Alcalde Rolando Rentería, porque esta ya es la novena versión de este tipo de programas que se vienen implementando cada verano, lo que significa un compromiso con las familias más vulnerables de nuestra comuna”.    

Enseguida para referirse a los propósitos y alcances de este centro de atención para hijos e hijas de madres temporeras, Lorenzo Martínez, encargado de comunicaciones de Junaeb Maule señaló “estamos muy contentos de poder ver el trabajo, actividades y habilidades que adoptaron estos niños en este centro. Una opción para padres y madres temporeras que les permite dejar a sus niños en un centro donde compartan con otros niños, pasen sus vacaciones, tengan talleres de danza y hagan deporte. En eso Junaeb tiene un compromiso histórico de proveer la alimentación para estos niños desayuno, almuerzo y tercera colación, donde la ejecución de este programa por parte de la encargada del centro, los monitores y los profesores que acompañan a los niños ha sido exitosa en Linares”      

A través de la música y la danza los beneficiarios directos de estos centros dieron una muestra del trabajo realizado durante estos meses, y como un regalo para los asistentes los niños deleitaron a sus apoderados y autoridades con un desfile y coreografía preparada para esta ocasión, cerrando así el ciclo de atención 2016.
La presencia y participación de los niños en este centro recreativo y formativo para hijos de madres temporeras fue un gran aporte para los diversos sectores vulnerables de la comuna.

Deja un comentario

Deja un comentario