El estrecho margen de 255 votos con que las bases del Colegio de Profesores rechazaron la última propuesta del Gobierno, desoyendo la postura de gran parte de la directiva del gremio que estaba por bajar la movilización, fue aprovechado por la ministra de Educación, Marcela Cubillos, para trasladar la presión del conflicto a los docentes.

Si bien el rechazo obedece más al bono de 45 mil pesos trimestrales que ofreció el Mineduc a las educadoras diferenciales a cambio de reconocer la mención, la secretaria de Estado apuntó a que el resultado de la votación no habría sido por la propuesta del Gobierno, sino que fruto de la división interna, pasando por alto la molestia que generó en las bases la posición apresurada de la directiva -según algunos- de querer bajar el paro.

Consultada la ministra Cubillos si es que el Gobierno volverá a sentarse con los docentes, la secretaria de Estado sostuvo que ahora la discusión está al interior del gremio.

“Cuando hay una decisión del presidente del Colegio (de Profesores) en un punto de la negociación llamando a aceptar la propuesta, el problema ya no está en la propuesta, por eso esperamos que las opiniones al interior del Colegio decanten”, explicó en entrevista con Radio Bío Bío.

Asimismo, aseguró que “el Gobierno ha actuado como uno solo. Nosotros hemos tenido siempre la misma predisposición y posición. Para la directiva del Colegio de Profesores ha sido lo mismo hablar con el subsecretario (…) como Gobierno hemos actuado con una misma opinión”, aseguró.

Por su parte, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, indicó que en la asamblea nacional del próximo miércoles se definirá la estrategia para seguir el paro indefinido, donde deberán sortear las vacaciones de invierno, junto con tender puentes para que el Gobierno se siente nuevamente a negociar y encontrar una solución al conflicto, entendiendo que uno de los puntales para mantener la movilización ha estado en la valoración ciudadana que tiene el movimiento.

“Todo el tiempo han tratado de instalar cuestiones comunicacionales, distorsionar, tratar de minimizar nuestro movimiento, pero no les ha resultado mucho ni creo que les va a funcionar”, señaló.

Más allá de las diferencias explicitas que dejó la ultima votación del Colegio de Profesores, prolongando el paro, la ministra de Educación descartó alguna autocrítica en la forma como ha abordado la demanda de los docentes, pese a la constante caída en las encuestas y que fue el detonante para que La Moneda le ordenara negociar.

Ante dicho escenario, remarcó que “de la única cifra que nosotros como Ministerio estamos preocupados, es del número de colegios que siguen en paro. Si bien tenemos el 95% funcionando con normalidad, queremos que el 100% de los colegios abra porque se ha dañado mucho a los niños de la educación pública con un tiempo tan largo sin clase”.

Más aún, Cubillos destacó que se bajaron 490 colegios de los que quedaban en paro e incluso agradeció al presidente del Colegio de Profesores por la cifra de normalidad, tras su posición de levantar el paro. Eso sí, ese 95% de colegios se debe al inicio de las vacaciones de invierno.

Deja un comentario

Deja un comentario