La noche de este lunes, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, criticó la continuidad del paro de profesores y su cartera anunció que instruyó el cese del pago de la subvención escolar a aquellos colegios que se mantuvieron paralizados por más de cuatro semanas.

Además, Cubillos aseguró que el reconocimiento de la mención para las educadoras diferenciales es el punto de conflicto que mantiene trabado el diálogo con el Colegio de Profesores, en medio de la movilización que este lunes entró en su quinta semana.

“Hemos tenido varias reuniones, horas de reuniones, un petitorio de 12 puntos, se les ha dado respuesta en los 12 puntos. En nueve de ellos hay acuerdo y en tres no, que son la deuda histórica, en la que nunca ha habido un acuerdo con ningún Gobierno; el curriculum que, básicamente, fue presentado por el Gobierno anterior, consultado con el Colegio de Profesores, y a este Gobierno le toca implementar y respetar la institucionalidad; y tercero el pago del bono a las educadoras diferenciales”, detalló Cubillos y consigna Biobio Chile.

“En definitiva, lo único que está manteniendo esta paralización es el pago del bono (pese a que) ellos mismos dijeron que esta paralización no tenía como fin mayores recursos”, disparó la jefa del Mineduc.

“¿Se justifica por el pago de un bono a profesionales de la educación mantener durante más de cuatro semanas y ahora de manera indefinida a los niños de la educación pública sin clases, condenándolos a una desigualdad muy difícil de remontar? Creemos que no”, añadió Cubillos.

En esa misma línea, junto con reiterar su pesar por una nueva semana sin clases, afirmó que la movilización aumenta la desigualdad frente a los colegios pagados.

“No hay nada que aumente más la desigualdad que lo que está ocurriendo hoy día. Los colegios particulares no pierden un solo día de clases, pero son los niños más vulnerables, los de la educación pública, a quienes se les está haciendo un daño irremontable con esta paralización”, dijo.

“Nosotros como Gobierno asumimos el sacar adelante a las escuelasque llevan ya más de tres años en categoría insuficiente para rescatar y nivelar a cada uno de esos niños. Con estas cuatro semanas de paro se han visto interrumpidos todos los programas de apoyo, por lo tanto es lamentable el daño que se le está haciendo a la educación pública”, disparó la ministra.

Sumado a lo anterior, condenó “escuchar declaraciones llenas de política, pero vacías de cualquier preocupación por aquellos niños que son los que están sufriendo el daño de estar sin clases”.

Además, Cubillos volvió a reiterar que la adhesión al paro en colegios públicos es del 16%.

Bono

Según el Gobierno, el pago de la mención tendría un costo de $30 mil millones, el doble de lo que destina el Mineduc al programa de infraestructura escolar.

No obstante lo anterior, tales datos fueron refutados por el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien aseguró el jueves que “no es tanta plata, es menos del 10% del sueldo”.

En esa línea, el líder del gremio desmintió que el monto a invertir alcance la cifra anteriormente mencionada y aseguró que tal costo se lograría en siete años.

“El costo es teórico de $30 mil millones, que son US$40 millones, pongamos las cosas también en su lugar. El presupuesto de Educación en el país es de US$70 mil millones y además sería en régimen. Es decir, al año 2026 podría costar US$40 millones”, argumentó.

Deuda histórica

En base a cifras del mismo Magisterio, 14.263 docentes han muerto esperando la reparación que se originó en 1981 cuando la dictadura traspasó la dependencia de colegios públicos a las municipalidades.

Con ello, los profesores perdieron el pago de una asignación especial no imponible que habían obtenido con anterioridad.

Desde el Mineduc aseguran que su extinción no es “jurídicamente exigible”, pese a que en 2008 la deuda fue reconocida por una comisión especial del Congreso y, en 2018, la Cámara de Diputados aprobó de manera unánime tres resoluciones para concretar su reparación.

Deja un comentario

Deja un comentario