Muchos inversores ponen a su dinero a trabajar en los índices bursátiles a través de los fondos indexados o de los fondos cotizados, los conocidos como ETFs. Por eso es muy importante saber elegir qué mercado va a ser el más activo durante un tiempo determinado.

En ese sentido, 2020 está siendo un año muy sencillo de valorar al cierre del tercer trimestre, pero es evidente que muy pocos inversores, si hubo alguno, habrían acertado con los mejores índices. De hecho, lo fácil habría sido perder dinero por lo que también ha sido muy importante saber salir a tiempo, para lo que era imprescindible con un buen bróker online ¿por qué decimos esto? Porque ninguno de los grandes índices a excepción hecha del tecnológico estadounidense Nasdaq ofrece retornos positivos a finales de octubre.

De esta manera, en lo que respecta a la inversión bursátil en índices, lo importante cuando se percibió que había descensos generalizados fue tomar la decisión con rapidez y actuar con agilidad. Las carteras tuvieron que ajustarse en primavera a medida que se hacía palpable y ese cambio fue mucho más factible para todos aquellos inversores que disponían de un buen bróker.

Y un buen bróker no es sólo el que te ofrece la mejor plataforma al mejor precio para tu inversión, también debes exigirle las herramientas que te permitan percibir esos cambios en los mercados que suponen ganar o perder dinero, tal y como ha sucedido este año. La formación de los inversores mediante tutoriales como éste es una tarea que proporcionan algunos brokers y que hay que poner en valor. 

Mejor índice para invertir en 2020

Probablemente una de las posiciones más repetidas en las carteras de muchos inversores para 2020 era la del índice estadounidense del S&P. La situación era favorable al mercado estadounidense cuando empezaba el año y la representatividad del S&P es muy superior a la del selectivo Dow Jones. Por ese motivo, quienes apostaron por el mercado estadounidense como centro de su inversión mediante índices este año compraron el S&P.

¿Acertaron? No. El S&P ofrece al cierre del mes de octubre una rentabilidad escasa a pesar de su recuperación tras la primera oleada de la pandemia por la COVID-19.  Su retorno es del 1,2%, algo que muchos inversores considerarían una mala inversión después de nueve meses. Sobre todo, si su compañero estadounidense del Nasdaq se posiciona como el mejor índice hasta noviembre.

El índice tecnológico ofrece una rentabilidad acumulada en lo que llevamos de año del 21,61% lo que le convierte en el mejor índice bursátil de 2020 hasta la fecha. Detrás de su éxito se encuentran las subidas de algunas empresas de las FAANG, pero también de pequeñas empresas tecnológicas que han sabido sacar partido de la situación.

Sorprende la revalorización de una petrolera, la Marine Petroleum, que supera el 30% en 2020, un poco por encima de la biotecnológica BioLine, dos únicas empresas del índice por encima de esa revalorización. Superan los veinte puntos porcentuales hasta seis empresas más entre las que se encuentran CASI Pharmaceuticals, Acadia Healthcare o Novus Therapeutics.

Por el contrario, sólo una de las empresas del Nasdaq pierde más del 40% (Axovant Gene Therapeutics) y otra, más del 30%, Bellicum Pharmaceuticals, aunque hay cinco que retroceden más del 20%.

Tras el Nasdaq, el índice que más se ha revalorizado en 2020 es el OMX25 ¿lo conoces? Es el principal índice de la Bolsa de Dinamarca y sube un 16,56%. Tras ellos se sitúa el 7% del OMX Tallin. Sí, el principal indicador de la Bolsa de Estonia, lo que da idea de lo difícil que está siendo la inversión en índices en 2020.

Deja un comentario

Deja un comentario