En Chile, la tasa de accidentabilidad asociada al consumo de alcohol, ha ido en aumento desde al año 2006, llegando a un total de 12.500 siniestros ese año con un total de 9.900 lesionados y 240 fallecidos aproximadamente (Conaset 2013). A pesar de ello, las muertes por accidentabilidad han denotado una baja significativa desde que se implementó la ley Tolerancia Cero, logrando en el primer año reducir un 28% las muertes por accidentes asociadas a alcohol.

El consumo de alcohol es una de las principales causas de muerte y morbilidad evitable a nivel global. En Chile, una de cada diez muertes en personas de 15 años y más son atribuibles a su consumo, cifra que aumenta a casi una de cada dos, en hombres jóvenes de 15 a 29 años.

Resultados del último Estudio Nacional de Drogas en Población General realizado por SENDA (2012) muestran que el 40,8% de la población de 12 a 64 años de edad, declara haber consumido alcohol en el último mes, de los cuales un 52,1% reconoce haber consumido 5 o más tragos (4 o más para la mujeres) en una misma ocasión, en igual período de tiempo. Este patrón de uso es particularmente nocivo en población joven, quienes son los más expuestos a situaciones de riesgo, incluyendo accidentes y lesiones que producen un gran impacto sanitario y social.

El Control preventivo a conductores, se encuentra operando en las 15 regiones del país a través de los SENDA Regionales y consiste en la realización de controles preventivos de alcohol aleatorios a conductores, mediante alcohotest operados por Carabineros de Chile. Para la ejecución de este componente SENDA trabaja en coordinación directa con Carabineros, quienes son los responsables de realizar la prueba respiratoria a los conductores (alcohotest).Hasta la fecha los procedimientos de alcotest realizados son 6235, los cuales se dividen en 5603 realizados a hombres y 632 a mujeres. Por otro lado, las alcoholemias realizadas en el lugar han sido de 83, correspondientes a 78 hombres y 5 mujeres.

Recordar que en el Maule se logró implementar el modelo en conjunto con el Municipio de la comuna de Curicó, el cual se renovó para este 2015 promoviendo, así, la participación local en relación a la prevención del consumo responsable de alcohol. La evidencia ha demostrado que la fiscalización a través de sistemas de alcotest aleatorios produce un impacto relevante en la reducción de los accidentes de tránsito.

Desde agosto de 2014 que el control preventivo a conductores se encuentra en el Maule, realizando todos los fines de semana operativos por parte de Carabineros, donde el rol de Senda es netamentedeasesoría y acompañamiento técnico en la realización del operativo.

Patricia Gajardo, directora regional (TP) de Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), fue enfática señalando; “con el control preventivo a conductores queremos llamar a la prevención, apoyando el trabajo de Carabineros, reforzar el mensaje que al momento de la conducción, ésta debe realizarse con responsabilidad, queremos erradicar entre los chilenos la cultura del «beber y manejar» y éste es el propósito central de los operativos. No se pueden aceptar más muertes y discapacidades producto de la conducción bajo el efecto del alcohol u otras drogas”.

Deja un comentario

Deja un comentario