Para ello, en cada establecimiento educacional, dependiente del municipio cauquenino, funcionarios de los respectivos colegios recibieron a padres, apoderados o alumnos favorecidos para hacer entrega del beneficio.

Cada canasta cuenta con los protocolos de seguridad sanitaria necesario para el almacenamiento y fueron elaboradas en base a las sugerencias aportadas por la propia FAO, guías de salud del Ministerio de Salud, recomendaciones de la OMS, del Sistema Elige Vivir Sano, y el trabajo del Plan Contra la Obesidad Infantil de Junaeb.

El alcalde de la comuna, Juan Carlos Muñoz, sostuvo que “nuestros funcionarios se encuentran capacitados para desarrollar este tipo de entregas con todas las medidas impartidas por la autoridad sanitaria para evitar la propagación del coronavirus, lo mismo que los colegios, que al igual que otros espacios públicos, son sanitizados”.

En ese sentido, la autoridad recordó que solo una persona por estudiante podrá hacer ingreso al colegio, a retirar estos insumos. En el caso de los y las apoderados que tienen más de un estudiante matriculado en el establecimiento, podrán retirar todos los beneficios en solo una oportunidad. Al momento de asistir al establecimiento, es importante que se mantengan y respeten las medidas sanitarias del distanciamiento social, y se sigan las instrucciones del personal presente en dicha jornada. El uso de mascarilla, para ingresar al establecimiento, será obligatorio”.

Finalmente, Juan Carlos Muñoz destacó el trabajo mancomunado entre el municipio y la JUNAEB para cumplir con esta tarea que se traduce en un aporte para la alimentación de todas las familias, especialmente aquellas que han sido afectadas por la pandemia en sus diversas aristas.

Deja un comentario

Deja un comentario