Salieron favorecidos el Santuario de María Auxiliadora de Talca y la Parroquia Nuestra Señora de la Buena Esperanza de Panimávida.

La Segunda Etapa del Programa de Reconstrucción Patrimonial entregará $2.500 millones para la reconstrucción de 31 edificios de siete regiones del país, que junto al aporte de privados supondrá una inversión de $6.500 millones.

El intendente del Maule, Rodrigo Galilea, y la directora regional de Cultura, Irene Albornoz, dieron a conocer los dos proyectos regionales ganadores de la Segunda Etapa del Programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo de la Cultura, que busca restaurar inmuebles de alto valor arquitectónico y social para la comunidad en todo el país.

El Santuario de María Auxiliadora de Talca y la Parroquia Nuestra Señora de la Buena Esperanza de Panimávida, son algunos de los edificios que volverán a ponerse en pie gracias a una inversión de 2 mil 500 millones de pesos del Consejo de la Cultura, que en conjunto con el aporte de privados, supone un total de 6 mil 500 millones.

El anuncio se realizó en el Santuario de María Auxiliadora de Talca (iglesia Salesianos), uno de los proyectos beneficiados. “Estas dos iglesias se suman al concurso anterior en que tuvieron beneficios los corredores de Curepto, la Iglesia de Constitución y la Iglesia Matriz de Curicó. Con ello, son cinco los grandes proyectos de la Región del Maule que se han favorecido por el programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo de la Cultura”, manifestó el intendente Rodrigo Galilea.

La directora regional de Cultura, Irene Albornoz, explicó que fueron alrededor de 15 los proyectos maulinos que se presentaron en esta convocatoria. Precisó que este es un concurso nacional, por lo que debieron competir por obtener mayor puntaje de acuerdo a su viabilidad e importancia como patrimonio cultural de la región.

“En total, la Región del Maule recibió un financiamiento de 154 millones de pesos para los proyectos de Panimávida y Linares. El objetivo de este programa es entregar un co-financiamiento de las obras. El resto del dinero lo deben aportar los privados y así hacerlos partícipes de la recuperación del patrimonio de la zona”, profundizó.

Cobertura
La primera versión de esta iniciativa surgió desde el Consejo de la Cultura como respuesta a la emergencia ocasionada por el terremoto de febrero 2010, que afectó seriamente a parte importante de la riqueza arquitectónica de las regiones azotadas por la catástrofe (Valparaíso, Región Metropolitana, O’Higgins, Maule y Bío Bío).

Sin embargo, el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, aseguró que en esta Segunda Etapa se amplió la cobertura del programa a todo el país, “para contrarrestar la imperante carencia de recursos destinados a la reconstrucción patrimonial”. Esto debido a que muchos inmuebles a lo largo de nuestro territorio han sufrido catástrofes naturales anteriores al 27/F, mostrando una permanente falta de conservación, daños naturales y otras razones de deterioro, como incendios, por ejemplo.

En esta edición, además, se aumentó en un 20% el tope máximo del monto de aporte de Consejo de la Cultura a los proyectos respaldados, subiendo de 100 millones a 120 millones de pesos.

El jurado encargado de analizar las 64 propuestas que respondieron a la convocatoria estuvo compuesto por representantes de organismos públicos, cuyo actuar tiene incidencia en el ámbito del patrimonio y en la reconstrucción, así como por expertos privados en materia de patrimonio y arquitectura.

Si bien se consideró a los proyectos de regiones afectadas por el terremoto 2010, al elegir a los ganadores además se buscó un equilibrio de localización en todo el país; así como también entre inmuebles laicos y religiosos. De hecho, los inmuebles escogidos corresponden a siete regiones: Arica y Parinacota, Antofagasta, Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule y Araucanía.

El éxito de la primera etapa

En la primera convocatoria del Programa de Reconstrucción Patrimonial, el Consejo de la Cultura apoyó la realización de 34 proyectos en las regiones afectadas por el terremoto de 2010 (Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule y Bíobío). Esta iniciativa supuso una inversión de 2 mil 500 millones de pesos, que sumando el aporte de privados, significó un total de más de 5 mil millones para levantar valiosos edificios y espacios arquitectónicos.

A la fecha ya se han inaugurado 8 de los proyectos beneficiados, entre ellos, el frontis del Museo de Arte Contemporáneo de Santiago, el Santuario Santa Rosa de Pelequén y la Parroquia Las Carmelitas de Viña del Mar. Durante este año se espera la entrega de otros 12 inmuebles y, para 2012, los 14 restantes.

Deja un comentario

Deja un comentario