En medio del debate del segundo retiro del 10% los fondos de pensión ha reflotado la discusión respecto a una reforma al sistema de pensiones. Sin embargo, desde que se ingresó en el Congreso hace dos años, el proyecto ha tenido relativamente poco movimiento si se compra con el tiempo dedicado por los parlamentarios a las acusaciones constitucionales.

Desde el 11 de marzo de 2018, día en que Sebastián Piñera asumió se segundo mandato, los diputados han impulsado nueve acusaciones constitucionales:

Mayo de 2918 – Emilio Santelices (Ministro de Salud)

Agosto de 2018 – Hugo Dolmestch, Manuel Valderrama y Carlos Künsemüller (ministros de la Corte Suprema)

Septiembre de 2019 – Marcela Cubillos (Ministra de Educación)

Noviembre de 2019 – Andrés Chadwick (Ministro del Interior)

Noviembre de 2019 – Sebastián Piñera (Presidente de la República)

Enero de 2020 – Felipe Guevara (Intendente Metropolitano)

Agosto de 2020 – Silvana Donoso (Ministra de la Corte de Apelaciones)

Septiembre de 2020 – Jaime Mañalich (Ministro de Salud)

Octubre de 2020 – Víctor Pérez (Ministro del Interior)

De ellas, seis se han dado en paralelo al ingreso de la reforma previsional impulsada por el Gobierno, proyecto que se ingresó al Congreso el 4 de noviembre de 2018.

Considerando las actas de sesión públicas de las comisiones de la Cámara de Diputados y del Senado, además de las discusiones en sala, el Congreso ha utilizado un tiempo de debate y votación de la siguiente forma:

Andrés Chadwick: 37 horas, 23 minutos

Sebastián Piñera: 34 horas, 48 minutos

Felipe Guevara: 36 horas, 2 minutos

Silvana Donoso: 45 horas, 57 minutos

Jaime Mañalich: 27 horas, 9 minutos

Víctor Pérez: 34 horas, 38 minutos

De esta forma, desde septiembre de 2019, los diputados y senadores han utilizado 215 horas y 57 minutos en discutir y votar acusaciones constitucionales, de las cuales solo la contra Andrés Chadwick fue finalmente aprobada.

En contraste, para la reforma previsional han destinado 156 horas y 48 minutos para la discusión en las distintas comisiones de la Cámara y el Senado, además de su discusión en sala por parte de los diputados. De esta forma, el Congreso ha gastado 27% más de tiempo en discutir distintas acusaciones constitucionales que el proyecto de reforma previsional.

En enero pasado, el Gobierno hizo cambios al proyecto, aumentando la cotización adicional en un 6% divido en dos: un 3% por cuenta del empleador se va para el ahorro individual (se suma al 10% actual) y el otro 3% va a un Fondo de Ahorro Colectivo y Solidario de cargo del empleador y un aporte inicial del Estado.

Asimismo, en la pasada Cuenta Pública, Piñera afirmó que “nuestro compromiso es con un Sistema Mixto, que asegure pensiones dignas a todos los chilenos, basado en un pilar contributivo, financiado con aportes y ahorros de los trabajadores, ahorros que les pertenecen, y otro pilar solidario, financiado por el Estado y las personas”.

Deja un comentario

Deja un comentario