La cuarta versión del certamen busca premiar a jóvenes de 18 a 29 años que lideren los mejores emprendimientos sociales y ambientales desarrollados en todo el país.

Las 10 iniciativas ganadoras obtendrán un monto de 2 millones de pesos cada una, además de capacitaciones, difusión, acceso a información y contactos con organizaciones públicas y privadas interesadas en colaborar con estos proyectos.

Hasta el 27 de junio podrán inscribirse los emprendedores sociales y ambientales de todo Chile interesados en participar en el concurso ACCIONJOVEN, organizado por cuarto año consecutivo por la Dirección General de Vinculación con el Medio de la Universidad Andrés Bello y la International Youth Foundation.

El objetivo del certamen es apoyar con financiamiento, capacitación y difusión a los 10 mejores emprendimientos chilenos cuyos fundadores o cofundadores sean jóvenes de 18 a 29 años. Los emprendimientos deben tener un mínimo de seis meses de funcionamiento y responder a problemáticas sociales y/o ambientales de Chile.

“Durante estos cuatro años, ACCIÓNJOVEN se ha consolidado como una plataforma de apoyo a los emprendedores jóvenes. Pero lo más interesante es que se ha convertido en una red donde los ganadores encuentran un espacio de interacción, donde a pesar de sus diferencias sociales y culturales, comparten las mismas dificultades y aprendizajes como emprendedores”, señala Ana María Correa, directora de ACCIONJOVEN, quien agrega: “Cada año llegan cientos de postulaciones de todo el país, de las cuales seleccionamos los diez casos más innovadores a nivel local. Cada año volvemos a sorprendernos con las soluciones que diseñan y proponen los jóvenes de nuestro país.”

Los interesados en participar pueden hacerlo en este link. Y en caso de que queden dudas, puedes aclararlas pinchando aquí.

Premios

Los 10 ganadores obtendrán:
Una capacitación especializada en el desarrollo de habilidades para el emprendimiento y en la administración de proyectos o empresas sociales desarrollada por la Universidad Andrés Bello y la Fundación Chile.
Aporte económico de 2 millones de pesos para su organización, proyecto y/o empresa.
Mentoría especializada por 6 meses a través de Mentores por Chile del Foro Innovación.
Contacto directo con organizaciones públicas y privadas, con o sin fin de lucro, interesadas en colaborar con los proyectos o jóvenes seleccionados.
Acceso a información, convocatorias, encuentros, etc.
Formar parte de una red de emprendedores sociales con proyección internacional compuesta por más de 800 emprendedores sociales jóvenes alrededor del mundo llamada YouthActionNet (http://www.youthactionnet.org/).
Reconocimiento en una Ceremonia de Premiación y material de difusión.
Los ganadores mejor evaluados tendrán un cupo como semifinalistas en el Premio de YouthActionNet a nivel mundial. En el caso de salir ganadores, asistirán a una capacitación fuera del país, con todos los gastos pagados.

Ganadores anteriores

El año pasado, Acción Joven premió a los diez mejores emprendimientos de entre cientos de postulantes. A continuación destacamos tres ganadores de 2013.

Recicleta: Emprendimiento sobre ruedas

“Recuperando bicicletas para devolverlas a la calle”, resume el espíritu de Recicleta, una apuesta por el cuidado del medioambiente y el mejoramiento de la calidad de vida de los santiaguinos. La historia comenzó en 2002, cuando según el censo de ese año, en el 80% de los hogares chilenos había, al menos, una bicicleta. José Hermosilla (29 años) y su equipo descubrieron en esa cifra una oportunidad para emprender en torno a la recolección, reparación y reutilización de este medio de transporte.

La idea se centra en recuperar bicicletas en desuso y acondicionarlas para un emergente grupo de “pedaleros”, a quienes, además, se les apoya con jornadas públicas de reparación y talleres específicos de mecánica básica. De esta manera, la organización fomenta el deporte y la vida sana, contribuyendo a disminuir la congestión vehicular que día a día invade a la capital.

Esta iniciativa ha beneficiado a más de 100 personas, con la entrega de bicicletas recicladas sin costo, fomentando así el transporte urbano sustentable. Esto último también se pretende potenciar a través de un plan de crecimiento que contempla la creación de un centro de acopio y restauración, donde además se generarán actividades para los ciclistas. La iniciativa ya fue premiada en el certamen VeloCity Viena 2013, un importante reconocimiento otorgado por la cúpula europea del ciclismo.

Una solución sanitaria, integral y sustentable

En Chile, sólo el 23% de los de los más de 2 millones de habitantes que viven en zonas rurales cuentan con un servicio sanitario adecuado. El resto de esa población se ve obligada a recurrir a la “letrina de pozo negro”, situación que vulnera la dignidad de las personas y, además, afecta al medio ambiente, debido a la contaminación de la tierra y de las napas subterráneas. Por eso, entregar una solución real a la falta de acceso a servicios sanitarios básicos para las familias más vulnerables de la comuna de Valparaíso, fue el incentivo de Pablo Schele (29 años) y el equipo de InnSania SpA, para desarrollar Baños Integrales Sostenibles (BIS).

Se trata de una innovadora propuesta sanitaria, implementada en más de 60 viviendas de campamentos rurales, que cuenta con un inodoro seco, urinario, ducha con sistema de calentamiento solar y lavamanos. Su diseño contempla un ciclo integral sostenible, que permite el tratamiento ecológico de residuos y aguas grises, que posteriormente son reutilizados como fertilizantes y aguas de riego.

Gracias a su aporte, el proyecto ha sido recibido numerosos reconocimientos, entre los que destaca el concurso social “Desafío Clave 2011”, organizado por Injuv y Socialab. Asimismo, forman parte de la sexta generación de StartUp Chile, iniciativa promocionada por Corfo.

Emprendimiento rural en turismo

Con el objetivo de fortalecer el desarrollo turístico, económico, cultural y social de la comuna de Yerbas Buenas (Linares), Verónica Farías (29 años) creó la “Red de microempresarios y emprendedores de turismo”, iniciativa cuyo primer desafío se centró en poner en valor y combinar de manera sustentable los elementos que identifican a la localidad, como su historia, patrimonio arquitectónico, ruralidad y cultura campesina.

El primer paso fue reconocer los atractivos del territorio, generar lazos de confianza en la comunidad, desarrollar capacidades y articular a personas vinculadas a la actividad turística, el folclore y la artesanía en esta agrupación denominada “red de turismo Yerbas Buenas”, donde tienen la posibilidad de recibir asesoría para sus proyectos de inversión, ser gestores de actividades costumbristas, tener un espacio para potenciar la gastronomía típica y la artesanía, participar de programas turísticos integradores y ser parte de un grupo de emprendedores turísticos.

Este proyecto logró en el último tiempo darle una figura jurídica a este equipo como asociación gremial, fortalecer y capacitar a sus asociados y definir una imagen corporativa. Asimismo, la red ha permitido elaborar propuestas innovadoras e integradoras, con un fuerte impacto socioeconómico, en una localidad con elevados índices de pobreza y ruralidad.

Deja un comentario

Deja un comentario