Hasta el frontis del Edificio Consistorial llegaron estudiantes de diferentes escuelas municipales, portando sus respectivos estandartes, para realizar el tradicional saludo a las autoridades, encabezadas por el alcalde de la comuna de Constitución, Carlos Valenzuela Gajardo, con el que se dioinicio a las actividades de festejo del aniversario N° 225 de esta ciudad costera, quienes entonaron el himno nacional e izamiento del pabellón patrio, al son de las bandas de guerra Amador Reveco Vistoso del Liceo de Constitución y Enrique Donn Müller.

En la oportunidad, el edil acompañado de concejales, representantes de la Armada, de Seguridad y de Orden, además de los directores de establecimientos educacionales y funcionarios del ayuntamiento, entregó un afectuoso saludo de cumpleaños, destacando “lo que significa ser Maucho. Queremos festejar con cada uno de nuestros habitantes y que  se impregnen de lo que es esta celebración, además agradecer la deferencia del mundo de Educación de saludar al municipio y para decir que estamos orgullosos de vivir en esta tierra y que por más que vivamos situaciones catastróficas, vamos a seguir erguidos caminando, haciendo de esta ciudad llena de historia, de tradición y de paisajes donde Dios puso su mano, una bella ciudad, y por eso con alegría y con amor estamos celebrando este mes aniversario”.

Posteriormente las autoridades se trasladaron hasta el sector de Alameda para depositar ofrendas al filántropo alemán Enrique Don Müller y escuchar un sentido discurso de un vecino,  Cristian Valenzuela Aravena, quien relató que este prócer llegó a las costas maulinas, para rendir examen y obtener el título de Capitán de primera clase de Buques Mercantes en el año 1867, cuando solo contaba con 21 años de edad. Al conocer estas costas, su alma de marinero ancló en esta tierra y se estableció en ella. Ya radicado en Constitución se dedicó a realizar viajes entre Constitución, Valparaíso y Coquimbo. Luego fundó un astillero y se hizo constructor de naves, llegando a disfrutar en poco tiempo de riquezas y fortuna transformándose en el gran filántropo que ha tenido la ciudad balneario.

También se depositaron ofrendas en Plaza de Armas para homenajear al fundador Santiago Oñederra. En el lugar el profesor Jonathan Vera del Colegio que lleva su nombre,  explicó parte de la historia de esta ciudad,  fundada el 18 de junio de 1794  con el nombre de Villa Nueva Bilbao de Gardoqui, por instrucciones recibidas del Gobernador de Chile, Capitán General y Presidente de la Real Audiencia, Ambrosio O’Higgins y que luego  este puerto pasó a llamarse Constitución, 34 años más tarde, por la ley del 8 de agosto de 1828, en homenaje a la Constitución Política de la República promulgada mismo año.

Las actividades de celebración con la comunidad culminaron con una misa de acción de gracias celebrada en la Parroquia San José, dirigida por el cura párroco Gonzalo Aravena Valenzuela, donde el mundo católico agradeció y pidió a Dios  proteger a las autoridades y a su comunidad en general.

Deja un comentario

Deja un comentario