Es un hecho desafortunado, pero totalmente cierto: Las mujeres tardamos más en llegar al orgasmo que los hombres. Y la cosa no acaba aquí, además de eso parece que ellos cada vez optan por el camino más corto para llegar al placer… pero eso no significa que no se pueda hacer nada al respecto. A partir de ahora, si quieres alargar tus sesiones de sexo, utiliza alguno de estos 5 impulsores de resistencia, ¡Te aseguramos que los dos tendréis tiempo suficiente de llegar al orgasmo!

1. Añade zapallo a tu lista de la compra
Las ostras, las fresas, el chocolate, la miel… son algunos de los alimentos afrodisíacos más populares, pero ¿el zapallo? Nunca lo habrías… ¡Qué equivocadas estábamos! Según Ava Cadell, la autora del libro Neuroloveology, el zapallo aumenta la libido masculina. Esta demostrado que “las semillas de zapallo hacen que la sangre bombee un 40% más rápido en los genitales masculinos, lo que incrementa el deseo sexual”. Así que ya sabes, haz del zapallo el protagonista de vuestra dieta. Te damos algunas ideas: pastel de zapallo, ensalada con semillas de zapallo…

2. Tira de sus testículos
¡Pero tampoco te pases! Los testículos son unas partes muy sensibles y si los estiras demasiado puedes llegar a hacerle daño a tu chico. Nos referimos a que tires con cuidado de ellos, ya que así retrasarás su eyaculación. Cuando los hombres eyaculan los testículos aumentan de tamaño y luego ya no hay retorno, si les vas dando toques de atención harás que dure más y la espera acabará siendo más placentera para ambos.

3. Invierte el orden de las posturas
Creemos que no existe ninguna postura sexual que odien los hombres, pero sí que hay algunas que les gustan demasiado y que los pueden llevar al orgasmo en cuestión de nanosegundos. La postura del “perrito” es un ejemplo de ellas, y es que es de las más populares entre los hombres y la que suelen utilizar para eyacular. Los expertos sexuales recomiendan que dejes las posturas que más le gustan a tu chico para el final o que cambies frecuentemente de postura para que así resista más.

4. Consigue un anillo vibrador
De todos los juguetes sexuales que existen, el anillo vibrado es uno de los más normales para añadir a tus sesiones de sexo, así que tu chico no se sentirá incomodo si le propones utilizarlo. Los anillos vibradores son flexibles y se adaptan al tamaño del dedo o del pene. Puedes pedirle que lo utilice para los preliminares o también durante el sexo. Tanto si elige la primera opción, como la segunda o ambas, disfrutarás mucho más, porque si lo utiliza en los preliminares podrás entrar en calor más rápido y si lo usa durante el sexo en la base de su pene aumentará tus ganas y retrasará las suyas.

5. Ejercicios sexuales para él
La mayoría de hombres no ejercitan su pene igual que sus bíceps o cuadriceps y no hay razón para que no lo hagan. Ahí es dónde entras tu. Proponle un juego: ponle a tono hasta que su erección sea muy notable, después colócalo de pie y ponle encima de su soldadito una mini toalla. Dile que si levanta su pene 20 veces (10 si es un principiante), le dejarás hacerte cualquier postura que él desee. Una vez haya completado tu ejercicio, mueve la toalla a la cabeza de su pene y lánzale otro incentivo pidiéndole 20 repeticiones más. Romperás vuestra rutina sexual, sorprendiéndolo con tus retos y harás que dure más. “El ejercicio sexual masculino puede hacer que duren más sus erecciones y puede prevenir la eyaculación precoz” afirma la sexóloga Cadell.

Fuente: Women’s Health

Deja un comentario

Deja un comentario