Finalmente los profesores decidieron rechazar la última oferta entregada por el Ministerio de Educación con apenas 255 votos de diferencia, y con ello aprobaron seguir adelante con el paro que ya se extiende por seis semanas consecutivas.

Según informó el secretario general del gremio, Darío Vásquez, se registraron 36.317 votos. Por la primera opción, que refería a aceptar los puntos ofrecidos por el Gobierno, se registraron «17.730 votos, que equivale al 49,64 por ciento».

En tanto, la segunda posibilidad, de rechazar la propuesta del Gobierno y seguir en paro nacional indefinido, «alcanzó 17.985 votos que equivale al 50,36 por ciento».

«Estamos hablando de una diferencia de 200 votos que mantienen en paro nacional indefinido del Magisterio que ya se prolonga por seis semanas», explicó Vásquez y consigna Cooperativa.

Con este resultado definitivo, los docentes decidieron no seguir la recomendación del presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien esta semana pidió aprobar el último documento elaborado por el Mineduc.

Dicha oferta contemplaba un bono a los profesores diferenciales, sin embargo, dejó fuera a la educación parvularia, uno de los motivos principales del rechazo ocurrido hoy.

 

Un cuadro complejo

«El profesorado se ha manifestado. Para nosotros su pronunciamiento son vinculantes, nos obligan como directiva. Nosotros queremos señalar que sigue nuestra disposición de conversación y de diálogo con el Gobierno. Nosotros seguimos interesados en que este conflicto pueda resolverse. Estamos disponibles mañana mismo si el Gobierno quiere reanudar las conversaciones. Creo que no estamos tan lejos, creo que es posible», manifestó el presidente del magisterio.

Aguilar habló esta mañana con Ahora Noticias y sostuvo que «lo primero es precisar que yo nunca dije que la respuesta (del Gobierno) era satisfactoria. Yo lo que dije era que no siendo una propuesta satisfactoria, me parecía que era el momento de repliegue, porque efectivamente estábamos entrando en una fase donde podíamos llegar a un desgaste, que probablemente era el objetivo del Gobierno».

«Me pareció necesario dar mi opinión, junto a otros dirigentes lo hicimos. Me pareció que había que mostrar el cuadro a la gente. Tanto es así que un número importante, que es prácticamente la misma cantidad que rechazó, le pareció razonable lo que yo estaba planteando. A otro número no», agregó.

De todas formas, y respecto a la situación en la que queda el movimiento tras la votación considerando que el magisterio había transparentado su postura de deponer el paro, Aguilar consideró que aquello «efectivamente es un cuadro complejo», pero hizo un llamado a no «quedarnos pasivos (…). Como no somos pasivos, vamos a rearticular un plan, tenemos suficiente capacidad, por eso hemos citado a nuestra asamblea».

«Ahí, en conjunto con los dirigentes de todo el país, haremos un plan correspondiente y esto lo podemos reimpulsar. Hemos demostrado suficiente capacidad de fuerza y de movilización como para que esto lo podamos levantar nuevamente. No soy tan pesimista», recalcó.

A su vez, el segundo vicepresidente y ex líder del gremio, Jaime Gajardo, dijo que la propuesta fue rechazada por insuficiente, aunque expresó que el movimiento debe mantenerse unido.

«Este resultado nos implica más que nunca actuar con unidad, con ponderación, con altura de miras, con tranquilidad, con responsabilidad, aquí nadie sobra. Sé que estamos pasando por momentos difíciles, pero hay una inmensa cantidad del profesorado que no acepta esta propuesta y llamo a la tranquilidad», planteó el dirigente.

 

Deja un comentario

Deja un comentario