La frase «Red Bull te da alas» es sin duda la carta de presentación a nivel mundial para esta famosa bebida de origen austriaco, todo un logro, pero que por estos días le ha costado pagar una multa de 13 millones de dólares por publicidad engañosa.
La ley de protección al consumidor norteamericana se caracteriza por un estricta revisión con las promociones que no cumplen las empresas y en este caso Red Bull, desde un punto de vista literal, no ha cumplido con su promesa de «dar alas».
Es así, como se registraron dos demandas colectivas que criticaban los supuestos efectos estimulantes y se cuestionaron las promesas de sus campañas publicitarias.
De esta forma, y antes de finalizar el litigio, la empresa acusada decidió llegar a un acuerdo en el que pagará 10 dólares a cada consumidor que haya adquirido uno de sus productos en los últimos doce años. Eso sí, para los clientes que reclamen, en vez del dinero en efectivo, pueden elegir un vale de 15 dólares en productos de la marca, calculando que las reclamaciones alcanzarán los 13 millones de dólares.

Deja un comentario

Deja un comentario