Las autoridades mexicanas aseguraron que la cárcel de alta seguridad de El Altiplano era infranqueable para uno de los delincuentes más peligrosos del mundo: Joaquín «el chapo» Guzmán.

Pero no lo fue.

El líder del Cartel de Sinaloa escapó por un túnel de 1.500 metros de longitud, a través del área de duchas de la prisión.

Vea las primeras imágenes del túnel en este video.

 

Fuente: BBCMundo

Deja un comentario

Deja un comentario