Desde este lunes 03 de agosto, los almacenes de barrio y las ferias libres tendrán prohibido entregar bolsas plásticas a su clientes.

Esta prohibición consiste en el último paso de la Ley 21.100, más conocida como «Chao Bolsas Plásticas», la cual fue promulgada en 2018 y que multa con 5 UTM por cada bolsa a los establecimienos que desobedezcan la medida.

En aquel año, Chile se convirtió en el primer país en Latinoamérica en prohibir gradualmente el uso de bolsas plásticas. A partir de febrero de 2019 comenzó a implementarse en los supermercados y en las tiendas del retail, consigna Meganoticias.

Mientras tanto, los almacenes de barrio y feriantes solo podían entregar dos bolsas por compra, lo que disminuirá a cero desde este 03 de agosto.

Hay una excepción

Las únicas bolsas cuya entrega estará permitida son aquellas que cumplen la función de ser un envase primario.

«Lo que está prohibido es la bolsa plástica de acarreo. Sin embargo, aquella bolsa que es necesaria por motivos de higiene, como por ejemplo la que lleva el pan o la del jamón, no está prohibida», afirma Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente.

Bolsas reutilizables ganan protagonismo

Desde la implementación de la ley a principios de 2019, las bolsas reutilizables comenzaron a ganar protagonismo y se han convertido un accesorio imprescindible en los hogares chilenos.

«Aún falta concientizar con el tema de no usar en el uso de bolsas plásticas. En mi caso, solamente ocupo la bolsita de género», comenta una clienta, mientras que otro espera que esta medida «sea un avance progresivo».

El impacto de la ley

Antes de que la ley fuera puesta en marcha, en el país se utilizaban 3.500 millones de bolsas plásticas al año, lo cual era excesivo si se considera que su utilidad no supera los 30 minutos promedio y que tarda 400 años en degradarse.

Sin embargo, dicha realidad cambió con la vigencia de la legislatura, ya que hasta la fecha se ha evitado la entrega de cinco mil millones de unidades.

«Esto es un primer avance de Chile contra la pandemia del plástico, que revela que sí es posible eliminar los productos de plásticos innecesarios que están en nuestra vida cotidiana», manifiesta Soledad Acuña, miembro de GreenPeace.

Por último, con respecto a la multa, será aplicada por el juzgado de policía local correspondiente y el monto irá en beneficio municipal.

Deja un comentario

Deja un comentario