A partir de este lunes 1 de junio se reinició el cobro de «horario punta» en el consumo de electricidad en todo el territorio nacional, luego de que en abril pasado se decretara su suspensión hasta el 31 de mayo, debido a la crisis sanitaria y económica por coronavirus.

Las «Horas Punta» son aquellas en las que el sistema eléctrico presenta sus mayores niveles de consumo. Actualmente, estas corresponden al período comprendido entre las 18 a 22 horas, entre abril y septiembre.

El control de demanda en horas punta entrega una señal de precio en períodos de mayor exigencia del sistema, para que los clientes racionalicen su consumo eléctrico, según información del Ministerio de Energía.

 

Razones y efectos de la suspensión del cobro

En abril pasado, el ministro de la cartera, Juan Carlos Jobet, anunció la suspensión de este cobro hasta mayo, señalando a Meganoticias que «en el caso de las familias, estamos liberándolos de este sobrecargo, por lo tanto la gente va a poder consumir toda la energía que necesiten. No habrá recargo».

Además, en el caso de las empresas, dijo que «esto permite, en esencia, que las empresas puedan seguir operando normalmente, sin un sobrecargo (…) Vamos a permitir que todas estas empresas, agricultores, o los panaderos, puedan seguir organizando mejor sus turnos de trabajo».

«Al liberar este costo adicional de horario punta, vamos a permitirles adaptar mejor los turnos de trabajo de sus trabajadores, lo que va a ayudar a preservar también los empleos», dijo.

 

¿Cómo se aplica?

El superintendente de Electricidad y Combustible, Luis Ávila, explicó que la tarifa de invierno en el consumo de electricidad, se  «aplica a los clientes residenciales BT1 cada vez que superan los 430 kilowatts/ hora de consumo, que aplica para altos consumos. Pensemos que un cuenta promedio de nuestro país es del orden de 180 kilowatts hora y sólo si superan los 430 kilowatts/hora podría entonces aplicar esta tarifa».

Tras esto, el superintendente manifestó que «a propósito de la facturación provisoria, el consumo que se está leyendo hoy día, y que podría incluso hacer que aumente la cuenta por mayor consumo de invierno, debe prorratearse en la totalidad de los meses, y vemos bien difícil que se llegue a aplicar para aquellos hogares que lo necesitan, esta tarifa adicional de invierno».

En paralelo, con el objetivo de llevar tranquilidad a los hogares, Ávila sostuvo que «en octubre del año pasado se aprobó un proyecto de ley que fijó la tarifa eléctrica, por lo tanto el valor por kilowatt/hora no ha subido y no va a subir».

 

Deja un comentario

Deja un comentario