Desde pequeño siempre quise desempeñarme en un trabajo que me permitiera estar en contacto permanente con personas, tengo hermanos que son ingenieros y ellos no trabajan con personas. Fue por ello que opté por estudiar en la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud de la U. Católica del Maule. Egresé el año 2000, y definitivamente Enfermería me abrió las puertas para llenar ese espacio que yo buscaba.

Recuerdo que en primer año, sin saber nada, mi formación fue con ramos comunes y al final de ese mismo año fueron los primeros contactos con el hospital. Ahí recién empieza a gustarte lo que estás haciendo en un ambiente clínico, en el cuidado de los demás, en ponerse en el lugar del otro, la empatía, todo lo que te entrega esta carrera te va llenando desde el inicio.

Trabajé en la universidad, el ambiente es muy bueno, muy sano, muy rico, se pueden establecer buenos lazos y hacer vida universitaria, hay muchos aspectos que te van llenando y satisfaciendo durante la carrera.

Yo me formé cuando Enfermería no era una carrera bien pagada como lo es hoy, creo que uno debe elegir qué estudiar por vocación, los colegas que egresen en el futuro se darán cuenta que el dinero queda de lado.

Al egresar de Enfermería de la U. Católica del Maule, trabajé en el ámbito clínico y en urgencia, el trabajo me llegó solo y luego empecé a volar como a los 4 años de egresado en una empresa y en la Fuerza Aérea de Chile (FACH).

Desde el 2010 me pidieron hacerme cargo de la coordinación de la unidad de rescate en la Clínica privada en que hoy me desempeño. Desde entonces estoy a cargo del movimiento y todo tipo de pacientes que necesita traslado por vía aérea o terrestre.

En Enfermería me dieron un flujo para trabajar en cualquier parte con la formación que nos entregó la U. Católica del Maule, como por ejemplo llegar a aprender esa labor de rescate y salvar vidas.

Pablo Pino Retamal

Coordinador de Unidad de Rescate Aéreo

Enfermero de la U. Católica del Maule

Deja un comentario

Deja un comentario