Mientras que los ocupados nacionales cayeron al 20 por ciento en un año (cerca de 1,7 millones de personas), el descenso en el caso de los inmigrantes fue de 11,1 por ciento, lo que implica la destrucción de al menos 100.000 puestos de trabajo en pandemia, de acuerdo a un estudio del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica (Clapes UC).

En el análisis rescatado por El Mercurio, el investigador Juan Bravo destaca que, aunque el desempleo ha afectado a más chilenos, la tasa en el caso de extranjeros ha subido más en términos anuales, llegando a un 14,8 por ciento versus el 11,9 por ciento nacional, diferencia que se explica porque el grueso de este último segmento pasa a ser inactivo al perder el trabajo en comparación a los migrantes, que quedan como desocupados.

En ese sentido, los extranjeros se verían más obligados a trabajar según estos números, pues entre ellos «el empleo por cuenta propia no ha caído, a diferencia del desplome que se ve en estos trabajos en el caso de los chilenos, lo que da cuenta de esa mayor necesidad», de acuerdo a Bravo.

El estudio del think tank también destaca que la participación migrante dentro del total de ocupación aumentó en comparación al 9 por ciento del trimestre abril-junio del 2019, alcanzando un 10 por ciento en el mismo periodo de este año.

La población extranjera que registró la menor pérdida de trabajos debido al Covid-19 según Clapes UC fue la venezolana, quienes en contraste a otras comunidades migrantes que han visto fuertes desplomes, incluso aumentaron en 15 por ciento su nivel de empleo, consigna Cooperativa.

Según Bravo, un incremento de empleos por cuenta propia y realizados en su hogar sustentarían ese aumento, «opción a la que acceden esencialmente las personas con educación superior completa y la fuerza laboral venezolana en Chile se caracteriza precisamente por tener tasas muy altas de ocupados con este nivel educacional».

Este último factor los habría protegido de los efectos de la crisis sanitaria en comparación a trabajadores de otras nacionalidades, incluida la chilena.

Deja un comentario

Deja un comentario