El director de la carrera de Ciencia Política y Administración Publica de la Universidad de Talca, Gustavo Rayo, señaló que, en ese escenario, la Nueva Mayoría podría conseguir un triunfo en primera vuelta.

La bajada de dos candidatos presidenciales en tan sólo cuatro meses complicó la opción presidencial y proyección de la Alianza por Chile, según el análisis del director de la carrera de Ciencia Política y Administración Publica de la Universidad de Talca, Gustavo Rayo.

Tras conocer la bajada del ahora ex candidato del bloque, Pablo Longueira, el analista señaló que “una característica histórica de la derecha en Chile ha sido su escaso peso orgánico, la debilidad de sus partidos con enormes personalismos que caracterizan la génesis del poder en su interior”.

“En ese sentido, no es extraño que históricamente haya recurrido a figuras independientes, de ese modo creo que, efectivamente, la derecha está en serios problemas como para exhibir algún nivel de gobernabilidad”, comentó el académico.

Agregó que en el nuevo escenario lo más probable es que los partidos que componen la Alianza, Renovación Nacional y la UDI, lleve cada uno su candidato.

“Hay sectores, en particular de RN, que hace tiempo lo han planteado, de forma que creo que lo más probable es cada partido vaya directamente a la elección, a la primera vuelta presidencial. Creo que seguramente esa va a ser la opción que tome uno y otro partido”, comentó.

PRIMERA VUELTA

En este contexto, Gustavo Rayo señaló que se allana el terreno para que la candidata del pacto Nueva Mayoría obtenga el triunfo en primera vuelta.

“Es muy probable. Considerando el bajo perfilamiento de Marco Enríquez-Ominami y, en este escenario de dos fuerzas en la derecha la posibilidad de una primera vuelta triunfadora es muy posible”, planteó.

Deja un comentario

Deja un comentario