Consignar y plasmar en la nueva Constitución la importancia de la ciencia y la tecnología en el desarrollo del ser humano fueron algunas de las conclusiones del conversatorio, organizado por la Escuela de Graduados de la Universidad de Talca.
Durante “Desafíos del Postgrados, Ciencia y Tecnología Frente a las Demandas Sociales” el académico Simón Ruiz, señaló que “las sociedades requieren del conocimiento y la evidencia científica para enfrentar las demandas del presente y los desafíos del futuro”.
Ruiz, quien es director del Doctorado en Ciencias mención en Ingeniería Genética Vegetal de la casa de estudios superiores maulina, argumentó que, como cimientos principales del desarrollo humano, “pensamos que la ciencia y la tecnología debiesen estar consignadas en la discusión de una nueva Constitución, porque conducen a un mayor bienestar social del país dentro de un marco de equidad, justicia social y libertad”.
El investigador manifestó que “parece difícil comprender el mundo moderno sin entender el papel de la ciencia, por ello resulta esencial que la sociedad chilena tome conciencia de su importancia y de su influencia en temas como la salud, los recursos alimenticios, energéticos, la conservación del medio ambiente, el transporte y los medios de comunicación, condiciones que sin duda mejoran la calidad de vida del ser humano. Sin embargo, hoy vemos múltiples marchas, en diferentes partes, y en ninguna de ellas aparece la ciencia y la tecnología como reclamo de la sociedad”.
En la misma línea, Ariel Villalón, estudiante de doctorado en Sistemas de Ingeniería de la UTalca, subrayó que “el valor de la ciencia tiene distintas dimensiones, no solo para el mercado y la industria, sino también tiene dimensiones económicas, sociales y políticas. Por eso, necesitamos que esta idea se plasme en esta nueva Constitución, que esperamos que sea participativa y nos represente a todos, y que tengamos el acceso a la ciencia y la tecnología como un derecho”.
En tanto, Arcadio Cerda, director de la Escuela de Graduados de la Universidad de Talca, planteó que “a veces tiende a verse a las universidades y el desarrollo científico, en general, lejos de la comunidad. Creo que es un gran error en el sentido que las universidades generan capital humano que va a trabajar a las empresas, generan investigación aplicada que va a los huertos, a las industrias y a distintos sectores. Por lo tanto, creo que a veces es no observar todos los aportes que están haciendo las instituciones de educación superior en especial esta universidad, pública, de calidad y con unos buenos años de acreditación, que ha sido parte del motor de desarrollo de la Región del Maule”.
Por su parte, Claudia Egas, estudiante de doctorado en Ciencias, mención en Ingeniería Genética Vegetal, aseveró que “nuestra formación es gracias a los fondos públicos y por eso tenemos una responsabilidad social con nuestra comunidad. Es relevante transferir nuestros conocimientos, de las diferentes líneas de investigación que llevamos a cabo, a la comunidad para que la sociedad vea la importancia de avanzar en el conocimiento, y que conozca que es una herramienta para acceder a la solución de los problemas que nos compete e interesa resolver como país”.

Deja un comentario

Deja un comentario