Expertos chilenos y extranjeros se dieron cita en el “Workshop de Energías Renovables” organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca en el Campus Curicó, evento que contó con la asistencia de numerosos empresarios, estudiantes y académicos.

En la actividad se analizaron los más recientes adelantos en materia de electrónica de potencia -área relacionada con tecnologías para la transmisión de la energía eléctrica-, así como de la importancia de las energías renovables no convencionales (ERNC) y su potencial en el país.

“Es muy necesario aprovechar las características geográficas que tiene Chile para poder generar electricidad. En este contexto la ley que se tramita, denominada 20/20, es necesaria para avanzar en esta materia, que requiere de un empuje en las inversiones en ERNC, que a largo plazo significan disminuir las emisiones de contaminantes y tener menos polución”, comentó el profesor de la UTALCA, Marco Rivera, quien fue uno de los organizadores del evento.

Coincidió con esta visión el investigador de la Universidad de Nottingham (Inglaterra), Pat Wheeler, quien comentó la situación que hoy se vive en el viejo continente.

“En Europa tenemos una política similar, con un incremento en proyectos relacionados con energía eólica, solar y otros tipos de energía renovable, además existen incentivos a la investigación en estas áreas del conocimiento y de manera local por ejemplo se estimula la colocación de paneles solares en los hogares”, indicó el científico británico.

INTERCONEXIÓN

En la oportunidad, el docente de la Universidad de Concepción, Luis Morán, destacó la importancia del proyecto de unión entre los Sistemas Interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING) en particular, debido a que por la tecnología utilizada en la actualidad, el primero de ellos es vulnerable a fallas, en especial si se cae alguna de las grandes centrales que lo alimentan.

“El proyecto de unión de los dos sistemas es un desafío tecnológico no menor para el país, que se debe comenzar a realizar lo antes posible, para que pueda estar operativo en 3 o 4 años más. Es absolutamente necesario”, sostuvo el académico.

De acuerdo a Morán, esta conexión significaría contar con un sistema único en el mundo por su extensión, con dos puntos fuertes en el norte y sur de Chile, que debieran unirse con corriente continua. “Esta tecnología hoy en nuestro país no se usa y es un desafío para los ingenieros del futuro”, explicó.

Deja un comentario

Deja un comentario