Después de llegar al peor lugar de su historia en 2018, Chile alcanzó la 26° posición en el Índice de Percepción de la Corrupción.

El país no ha logrado una mejora en esta materia durante más de cinco años consecutivos.

A nivel continental, Chile permanece en el cuarto peldaño, después de Canadá, Estados Unidos y Uruguay, en este reporte anual elaborado por Transparencia Internacional.

“Este estancamiento refleja que como país hemos sido incapaces de retomar los puestos de liderazgo que nos caracterizaban en el pasado, producto del estallido de escándalos y otros hechos de público conocimiento”, destacó Alberto Precht, director ejecutivo de Chile Transparente, capítulo local de Transparencia Internacional.

El abogado aludió también a que dentro de los 36 miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el país está en la segunda mitad de los peores evaluados en esta materia.

“Nos encanta compararnos con el resto de esta organización, pero tenemos que mejorar en un ámbito trascendental para la marcha de un país”, agregó y consigna BioBioChile.

Al respecto, Precht reiteró que Chile, pese a los avances experimentados desde 2015, necesita un reforzamiento de los canales de denuncia y un mejor mecanismo de protección a testigos y víctimas de la corrupción.

El director ejecutivo de Chile Transparente concluyó que “pese a que, según la encuesta CEP, el combate a la corrupción no está dentro de las cinco prioridades de los chilenos, de todas maneras la crisis social responde en parte a la rabia de la ciudadanía por la ausencia de castigos ejemplares para actos corruptos, tanto en el sector público, como privado”.

Deja un comentario

Deja un comentario