El Centro de Reinserción Social (CRS) de Curicó es una Unidad de Gendarmería que se ubica a la entrada de la ciudad de Curicó por el acceso Alameda, acá trabajan alrededor de 27 funcionarios, en su mayoría civiles y es dirigido por la profesional Lorena Riquelme. 

Este grupo de funcionarios comenzó una cruzada solidaria en apoyo a la olla común de la Iglesia La Merced de Curicó, al principio motivados por la campaña nacional “Gendarmería Ayuda a Chile”, que realizó dos versiones. 

Sin embargo, según relata la Jefa Administrativa del CRS de Curicó, María Alejandra Castillo, esta sensación de que la mercadería era un apoyo directo y concreto para cientos de personas que se alimentan con estos comedores solidarios, hizo que hoy todo el personal se comprometiera, en ayudar de forma más frecuente. Es así como mes a mes, se reúnen aportes de los funcionarios de forma voluntaria, para entregar a la Iglesia La Merced. 

Reconocimiento al apoyo del CRS de Curicó 

Esta cruzada solidaria de los funcionarios del CRS de Curicó, fue destacada por el padre Rodrigo Arriagada Mora, párroco de La Merced, quien  agradeció el gesto que ha tenido este centro mediante una carta dirigida al Director Regional de Gendarmería, Coronel José Meza Guajardo. 

La misiva dice en algunos de sus párrafos “ Le escribo una vez más, para agradecer a la Institución de Gendarmería de Chile quien a través del Centro Reinserción Social de Curicó,nos hizo una gran donación de alimentos para nuestras comunidades y familias que más lo necesitan en este tiempo difícil que estamos viviendo”.  

En la carta el padre Rodrigo, además agrega “La generosidad de la directora y funcionarios del Centro Reinserción Social de Curicó es digno de admirar, pues siempre han estado presente en la ayuda generosa y desinteresada hacia nuestra comunidad.” Puntualizó. 

Al respecto el Director Regional de Gendarmería, Coronel Meza Guajardo señaló “Me siento orgulloso del espíritu solidario de los funcionarios del CRS de Curicó, que reflejan con esta iniciativa los valores institucionales, que se busca fomentar en Gendarmería de Chile, y que demuestran que cuando hay crisis, nuestro servicio está presente para ayudar a quienes más lo necesitan”. 

 No solo el padre Rodrigo entregó sus agradecimientos, también lo hicieron representantes del Comedor Solidario Santa Inés, que también recibe aportes de lo que recolecta esta Iglesia, lo que les permite  actualmente ayudar  a los vecinos de ese sector, con 200 raciones diarias. 

Finalmente cabe destacar que la Iglesia La Merced también está llegando con raciones de alimento de su olla común para los comedores universitarios, que se han visto afectados también por esta pandemia. 

Deja un comentario

Deja un comentario