El pasado 3 de julio, luego de varios meses de batalla legal, el colombiano Ovidio González se convirtió en el primer latinoamericano en someterse a una eutanasia legal. Sucedió en la ciudad de Pereira, en el centro del país.

Desde 1997 la eutanasia es legal en Colombia, pero por una serie de demandas y contrademandas, sólo el pasado 15 de abril el Ministerio de Salud reglamentó la norma. Ovidio González, quien es descrito por amigos y familiares como «un zapatero bohemio, anarquista y ateo», es también el padre de Julio César, «Matador», uno de los caricaturistas colombianos más conocidos.

Lo que quizás no es posible expresar con palabras, Matador lo hizo con caricaturas: todo el proceso, desde la batalla legal que su papá llevó a cabo para que le permitieran realizarse la eutanasia, hasta su duelo personal.

A continuación, una muestra de sus caricaturas.

null
La primera cita para realizar la eutanasia fue cancelada pocos minutos antes de llevarse a cabo, con el argumento de que aún se le podían realizar tratamientos. Caricaturas cortesía de Matador

null
La suspensión generó una batalla legal, en amparos y acciones de tutela por parte de la abogada de Ovidio González.

null
El Ministerio de Salud intervino y dijo que el procedimiento debía seguir adelante.

null
Finalmente, la eutanasia se practicó el viernes 3 de julio.

null
En sus caricaturas, Matador ha fustigado al procurador colombiano, Alejandro Ordoñez, a quien señala de estar detrás de las maniobras para evitar la eutanasia. El procurador, un católico fervoroso, había demandado la resolución del Ministerio de Salud argumentando que era una «licencia para la muerte».

null
Matador aprovechó para tratar otros temas, como la muerte de la perrita «Bacatá», que se habia convertido en un símbolo de la lucha contra el maltrato a los animales en la capital colombiana. El lema de la administración de la ciudad es «Bogotá humana».

null
También lo utilizó para referirse al matrimonio entre parejas del mismo sexo, otro debate álgido en Colombia.

Fuente: BBCMundo

Deja un comentario

Deja un comentario