Ni más ni menos que en las tradicionales Termas de Quinamavida, un centenar de escolares realizaron un nutrido programa de actividades en torno a la valoración de la ciencia, la tecnología y los Recursos Naturales de la Región del Maule.

Con un profundo sentido crítico y de valor por el cuidado del medio ambiente, así como demostrar sus capacidades intactas de investigar y observar nuestro entorno y los fenómenos de la biodiversidad maulina, marcaron el sello de los cerca de cien estudiantes de enseñanza media de la región que se vieron privilegiados con participar en el Campamento EXPLORA CHILE VA! Valorando la Biodiversidad Maulina, iniciativa desarrollada por la U. Católica del Maule, del 15 al 20 de diciembre en las Termas de Quinamavida.
De más de 650 postulantes, un centenar de ellos fue seleccionado para participar de una experiencia inolvidable.
“Para nosotros ha sido muy emosionante, esperamos en una próxima oportunidad si Dios quiere en 2015. Creo que con el objetivo de valorar la ciencia, la tecnología y la innovación, esperamos haber sembrado una semilla en ustedes, al haber exacerbado sus competencias científicas”, sostuvo la directora del Campamento, Dra. Marta Fuentealba, al momento de despedirse de los estudiantes, monitores y el equipo de profesores que colaboraron activamente durante la semana.
Presente en la jornada final, la Seremi de Medioambiente, María Eliana Vega, agradeció la participación de los estudiantes. “Sé que no sólo han aprendido y estudiado materias científicas sino también se han desarrollado como personas, y eso es mucho más valioso porque que con esas herramientas podremos realmente lograr cambios en el medioambiente”.
Al mismo tiempo, organizados en treces familias que compartieron excursiones a los parques Los Ruiles, Federico Albert y Altos del Lircay, la visita a plantas de tratamiento de agua, los laboratorios de la Universidad y además de charlas y encuentros con investigadores, los jóvenes al mismo tiempo, fortalecieron el trabajo en equipo, la autoestima y su liderazgo innato.
Precisamente, premiados por el espíritu Chile Va!, el campamento destacó a dos estudiantes que representaron los valores del compañerismo, lealtad y cuidado por la biodiversidad.
Una de ellas, María Jesús Salazar, manifestó ante el público que “cuando llegué estaba muy emosionada y tuve muchas expectativas de este campamento y después me encontré con algo totalmente distinto, encontré compañerismo, gente maravillosa que me enseñó muchas cosas y que me acompañó en todo momento, un gran monitor y una familia. Y eso quiero guardarlo, y hacer algo especial y quiero que no acabé, y sé que va a seguir y vamos a estar juntos, no quiero separarme de nadie y no dejaré que pase”.
Mientras, el estudiante Nicolás Marin, agradeció al proyecto: “Hicieron una muy buen selección en todo, desde que llegamos nos motivaron para que nos conociéramos y si no tuve el gusto de conocerlos a todos, siento que igual nos pudimos conectar bien y finalmente formamos una familia”.
“La idea fue sacarle el máximo provecho a todo y a eso vinimos a progresar y aprender cada vez más. Me voy conforme con lo que pudimos vivenciar y espero que no quede sólo en eso, que nos quedemos con las cosas buenas, en la vida todo sirve, cualquier cosa de lo que vivimos acá nos servirá en cualquier momento”, añadió el joven.
Emotivas palabras de despedida también, Jaime Lepe, representante de Explora Conicyt, quien se dirigió a los estudiantes identificándolos como los primeros “chilevanenses” del Maule, el primer campamento de Explora Chile Va! que se realiza en la región, tras la adjudicación de la U. Católica del Maule”.
“Hoy habrá nuevos colaboradores de ruta, exploradores de sus sueños, protagonistas de un mundo que se construye con dolor y tesón. Ustedes exploradores de comunidades y nuevos líderes científicos, no se conformen con las preguntas, caminen por los senderos de la humildad, miren siempre a los ojos y hacia arriba para preguntarse de dónde vienen y a dónde van, cuestionen todo lo que toquen, no se conformen con las preguntas, construyan sus propias respuestas”, expresó entre la emosión de los estudiantes.
“Sirvan y devuelvan lo mejor que tienen y tomen su lancha maulina y navegan sin rumbo fijo, porque no existen los rumbos fijos (…) Chilevanenses se hace camino al andar”, sentenció.
La jornada de clausura culminó con una amena charla del Dr. Víctor Monzón, vicerrector de investigación y postgrado, e investigador principal del Estudio de Abejas Nativas en el Maule, quien expuso otros nuevo conocimiento para los estudiantes, aportando los primeros antecedentes de esta primera investigación regional que observa y analiza los cientos de especies de abejas existentes en la zona.

Deja un comentario

Deja un comentario