Con un acto de repudio frente al edificio del Gobierno Regional, comenzó la jornada de protesta nacional “Nos Cansamos, Nos Unimos” en Talca.

La actividad, convocada por la plataforma “Unidad Social”, dio el puntapié inicial a una serie de manifestaciones que tuvieron lugar en la capital del Maule, con la participación de decenas de organizaciones sociales, sindicales y gremiales.

En el lanzamiento, la presidenta provincial de la CUT, Soraya Apablaza, criticó la agenda legislativa del gobierno y calificó como “regresivos” y la “mayor ofensiva antisindical de los últimos 40 años” a los proyectos de flexibilidad laboral y de modernización de la Dirección del Trabajo.

“Cómo es posible que el gobierno afirme que los trabajadores de manera individual tienen el poder para negociar con el empleador, cuando el trabajador solo quiere un puesto de trabajo y firma lo que se le pone por delante. Si le cuesta a los sindicatos, imagínense cómo le va a costar a un trabajador individual”, señaló la dirigenta.

En todo el país, la jornada contó con el apoyo de más de sesenta organizaciones, que buscaron poner en el centro de la discusión la recuperación de derechos sociales, amenazados por el modelo neoliberal.

“Queremos decirle muy fuerte y claro al intendente Pablo Milad que estamos muy atentos a cualquier acción que el gobierno tome contra la clase trabajadora. Se dice que una de las características de la torpeza es su insistencia y el gobierno lo ha comprobado.  Cuando perdió el debate en torno a la reducción de la jornada laboral, cometió la ineptitud de insistir en su proyecto de 41 horas y de amenazar incluso con acudir al Tribunal Constitucional, negándole un mayor descanso a los trabajadores y desconociendo que en los últimos cien años, los trabajadores han ganado apenas tres horas”, sostuvo la vocera de la Mesa de Oposición y ex seremi del Trabajo y Previsión Social, Elia Piedras.

Para la coordinadora “No más AFP”, las reivindicaciones de la protesta se resumen en una sola demanda: una vida digna. “Nos cansamos, nos unimos, y queremos dejar en evidencia que el descontento social es tremendo y que lamentablemente el gobierno lo único que quiere es invisibilizar nuestras demandas”, aseveró el portavoz del colectivo, Leopoldo Morán.

En el sector público, también circula un sentimiento de indignación. “Nos plegamos en la región y a nivel nacional, porque estamos viviendo un momento bien complejo. Hay persecución contra nuestros dirigentes sindicales y tenemos sumarios exprés, con lo que buscan poder sacarlos y cerrarle las puertas al movimiento”, consignó el secretario regional de la ANEF, Jaime Valenzuela.

Deja un comentario

Deja un comentario