Sin detención trabaja la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca en la definición de los proyectos del Plan de Regeneración Urbana de las localidades de Cauquenes, Empedrado, Nirivilo, Huerta de Maule, Yerbas Buenas y Villa Alegre.

Los académicos Andrés Maragaño y Fernando Montoya coordinan un equipo de profesionales dedicados a realizar las tareas contempladas en un convenio entre la Universidad y el Ministerio de Vivienda, para la recuperación urbana de los centros afectados por el terremoto.

La participación de la Universidad de Talca incluye la entrega de un diagnóstico de la situación urbana pre y post catástrofe y la definición de un área de intervención prioritaria, en la que se destacará, a través de una visión de desarrollo, las potencialidades y aspectos claves desde el punto de vista urbano de las localidades que resultarán beneficiadas. A partir de esta información, se determinarán proyectos de espacio público y vialidad.

Andrés Maragaño informó que se ha trabajado en la etapa de diagnóstico y ya comienza la fase de generación de proyectos. “Todo se está haciendo con participación ciudadana. Hemos tenido tres reuniones masivas en cada localidad y nos hemos reunido con los equipos técnicos del Ministerio de Vivienda y de los respectivos municipios”, señaló Maragaño, y añadió que la entrega de los proyectos tiene como plazo el 30 de marzo.

Indicó también que estos proyectos involucran conceptos como imagen urbana y visión de conjunto, con el fin de orientar la recuperación armónica de localidades, barrios y ciudades.

Maragaño confirmó además que la Universidad de Talca entregará al Ministerio de Vivienda un estudio de recuperación de los edificios de la población “Manuel Larraín”, de Talca.

Deja un comentario

Deja un comentario