Hace quince días los pobladores manifestaron su molestia por varias deficiencias en trabajos realizados en su entorno, los que serán modificados.

Contentos se mostraron los vecinos de las calles Jacarandá, población Teniente Merino y comerciantes que se ubican en las cercanías del paso inferior Ibáñez de Linares, ya que después de quince días de gestiones y análisis del problema, las autoridades, encabezadas por la Gobernadora de Linares, María Eugenia Hormazábal; el Alcalde de esta comuna, Rolando Rentería Möller, entregaron una solución concreta a las demandas que dicen relación con falencias dejadas después de la construcción de dicha obra y algunos trabajos realizados frente a un conocido centro comercial de calle Januario Espinoza.

Cabe recordar que entre las complicaciones de los vecinos están la falta de estacionamientos en calle Januario Espinoza, se necesitaba la instalación de un paradero de locomoción colectiva, nuevas luminarias, asimismo señalética para brindar mayor seguridad a los peatones y automovilistas, como la ornamentación con árboles del sector.

Esa sí como hasta la cita llegaron funcionarios de la Gobernación de Linares, Dirección de Vialidad, Seremi de Obras Públicas, Seremi de Transportes y la Municipalidad de Linares, quienes explicaron de qué forma se aplicarán medidas a fin de solucionar todos los problemas planteados.

“Como lo prometimos, hemos llegado hasta esta reunión con vecinos para traerles las soluciones, que de no ser por el trabajo en conjunto con todos estos servicios no podría haber sido realidad, por tanto nuestros vecinos contarán con estacionamientos donde no habían, con el paradero de micros que pedían y otros arreglos que se debe hacer en este sector”, explicó la Gobernadora de Linares.

A esto agregó el Alcalde Rentería que “se ha dispuesto que nuestros funcionarios del Departamento de Tránsito efectúen las modificaciones correspondientes y juntos a Vialidad y el MOP instalarán esta nueva señalética que requiere la gente y las luminarias que habían sido extraídas con los trabajos del paso Ibáñez”.

Al conocer lo expuesto por las autoridades, los pobladores manifestaron su alegría, ya que la respuesta vino muy rápido.

“Estamos contentos porque lo que la Gobernadora prometió se está cumpliendo. En cierta medida estamos cerrando un poco los proyectos para esta vecindad y esperamos que se ejecuten lo antes posible. Sin duda es valorable que sólo en quince días ya nos hayan traído la solución”, manifestó el comerciante del sector, Luis Eduardo Martínez.

Deja un comentario

Deja un comentario