En medio de la conmemoración del Día de las Regiones se llevó a cabo en la casa central de la Universidad de Talca la ceremonia de cierre del proyecto FIC-R “Observatorio de Competitividad con enfoque Territorial”, del Centro de Competitividad del Maule, y que contó con una clase magistral del director de la Fundación Chile desarrollado, Chile descentralizado, Heinrich von Bear.
En la ocasión, y contando además con la presencia de la recién nombrada Secretaria Regional Ministerial de Economía, María Elena Villagrán, y diversos representantes regionales de los ámbitos educacional y productivo, el director del Centro de Competitividad del Maule, Jorge Navarrete Bustamante, precisó que este es un momento expectante para el desarrollo regional, pero que no hay que esperar que las decisiones y las acciones tendientes a ello sean producto de autoridades y políticas centrales, sino que deben ser generadas desde la región misma.
Indicó que si el Maule aparece en diversas mediciones como una de las regiones más rezagadas del país, no hay que olvidar que no existen regiones subdesarrolladas, sino que existen regiones mal gestionadas. También precisó que el trabajo del Observatorio de Competitividad ha logrado aportar con su trabajo productos que son muy relevantes, como por ejemplo: la medición de la competitividad de comunas, el análisis de la productividad de factores a sectores económicos y la propuesta de Políticas Públicas Subnacionales destinadas a superar los bajos índices de productividad del Maule, destacando las relativas a Educación y a Recursos hídricos.
“Nuestra región tiene un 7,7 % de analfabetismo, el 43 % de su fuerza de trabajo no ha terminado su enseñanza básica, así que es imperioso hacerse cargo de esto si se desea tener mano de obra calificada que genera mejores ingresos para la población. Y la otra Política Pública Subnacional propuesta tiene que ver con algo que ahora está muy en boga, como lo son los Recursos hídricos. Se puede decir que nos adelantamos a los hechos, ya que recién se acaba de nombrar un delegado nacional para que se ocupe de los recursos hídricos, y eso nosotros lo propusimos hace diez años, porque esta es la región que más riega en Chile -400 mil hectáreas-, pero no tenemos una política pública sobre desarrollo hídrico. Y por eso hicimos nuestra propuesta”, apuntó Navarrete.
“Durante tres años hemos entregado indicaciones que ahora son parte del gobierno de la Presidenta Bachelet. Por eso las nuevas autoridades tienen en Centro de Competitividad del Maule un aliado estratégico importante que hasta el momento ha cumplido con su rol de aportar información de excelencia para la toma de decisiones”, agregó el director del CCM, reiterando que el despegue regional pasa necesariamente por la aplicación de una política de calidad, tanto a nivel nacional como a nivel regional, que permita hacer realidad las estrategias de desarrollo del total de las regiones del país.
Por su parte, la SEREMI de Economía del Maule, María Elena Villagrán, fue enfática al señalar que la tarea prioritaria será la formación de redes significativas que permitan sacar a la región de los bajos lugares de desarrollo y producción que exhibe en la actualidad, pero que está cierta que con las competencias locales eso será posible.
El seminario «Observando la Competitividad en el Maule» fue dictado por el doctor en Economía Heinrich von Bear, ex rector de la Universidad de la Frontera y actual director de la Fundación Chile desarrollado, Chile descentralizado, quien inició su exposición con un reconocimiento al trabajo que realizan el Centro de Competitividad del Maule y su Observatorio, ya que apunta en la dirección correcta en cuanto al futuro desarrollo regional real del país.
En lo medular, Von Bear hizo hincapié en la necesidad de descentralizar el desarrollo nacional y en lo importante que resulta llegar a ser más competitivos como país y como regiones. También destacó lo mucho que se espera la comisión de Estado, asesora presidencial en descentralización y desarrollo territorial, y le dio una mirada país a las respuestas que hoy urge generar desde las distintas regiones. “Todo este proceso que esperamos que se desencadene en la dirección deseada, sin una participación muy activa, protagónica y muy demandante de parte de las propias regiones no va a tener mucho destino, porque entonces se va a seguir pensando la descentralización y el desarrollo desde Santiago. Tenemos que ser capaces de invertir esa focalización”, precisó.
Ante la pregunta de si después de tantos intentos fracasados de hacer de la regionalización un verdadero motor del desarrollo local y nacional, es aconsejable seguir en el intento, El director de la Fundación Chile desarrollado, Chile descentralizado dijo que la situación vivida por décadas y gobiernos del más diverso cuño no cambiará si desde las regiones no hay un cambio. “Es necesario organizarse de manera más eficaz, más transversal, más plural, dejando de lado las pequeñas rencillas y diferencias, por muy legítimas que sean, de lado y unirnos en torno a lo que de verdad importa. Si no, si seguimos tan dispersos y tan desunidos, si no tenemos la fuerza física y política necesaria para contraponernos a las fuerzas centralizadoras que siguen vigentes y muy potentes, pasará ante nosotros una oportunidad inmejorable de lograr el despegue regional que el país necesita y todos queremos”, sentenció.

Deja un comentario

Deja un comentario