Mantener la cadena de frío, no vender productos elaborados, conservar la higiene y limpieza del lugar, son algunos de los aspectos que verificó en terreno la autoridad de salud.
Durante la celebración de “Semana Santa” aumenta considerablemente el consumo de mariscos, por ello, la Autoridad Sanitaria ha estado en terreno fiscalizando la venta de los productos del mar. Durante esta semana, el Seremi de Salud, Hans Lungenstrass se trasladó a la costa del Maule Sur, donde visitó la caleta de Curanipe y algunos restoranes del lugar.

Precisamente, en la “Hostería Curanipe”, se cursó un sumario por mantener en la cocina productos elaborados guardados y contaminación cruzada en los refrigeradores. Luego, la autoridad recorrió el mercado de Pelluhue. En la ocasión, se decomisó 50 kilos de mariscos en mal estado y el Seremi exigió a las locatarias exhibir los pescados con bastante hielo y sin vísceras.

Al día siguiente, la autoridad se trasladó a Constitución, donde recorrió 11 cocinerías y pescaderías del mercado. “En esta oportunidad, puedo asegurar que la población puede venir con toda seguridad a consumir mariscos al mercado. Estamos supervisando la manipulación y calidad de los productos, como la mantención en la cadena de frío”, explicó el Seremi.

Además, agregó, que se dejaron algunas observaciones en relación al cuidado que se debe tener una vez que el producto está cocido.

También se visitó la caleta de Pellines, la que en este caso, no presentó irregularidades. Sin embargo, durante el fin de semana pasado, se decomisó en ese sector y en el mercado de Constitución, 36 unidades de merluza fileteada.

“Queremos evitar los brotes epidémicos producto de alimentos en mal estado, y sobre todo, nos interesa evitar las intoxicaciones a causa del vibrión parahemolítico, una bacteria que se encuentra en los mariscos, los cuales al consumirlos crudos pueden producir problemas gástricos. A la fecha, en esta temporada, tenemos 39 casos de vibrión confirmados por el ISP, por ello, es importante seguir previniendo”, manifestó Lungenstrass.

El Seremi insistió en la importancia de mantener la cadena de frío, exhibir los pescados y mariscos con harto hielo, mantener la higiene y limpieza del lugar y entregó consejos al momento de consumir estos productos. “La población debe comprar mariscos en lugares establecidos, mantener los mariscos refrigerados, hervirlos al menos cinco minutos antes de consumirlos y recordar que el limón no cuece los alimentos”, insistió.

A raíz de “Semana Santa”, en la Región del Maule, se han realizado 52 fiscalizaciones en distintos puntos de venta de pescados y mariscos. A la fecha, no se han cursado sumarios sanitarios. Estas inspecciones se intensificarán desde este jueves. Incluso hay turnos programados para la madrugada y en barreras sanitarias en carretera.

Deja un comentario

Deja un comentario