Ante la masiva comercialización de juguetes por la proximidad de la Navidad, fiscalizadores de la Autoridad Sanitaria se han desplegado en toda la región para exigir el cumplimiento del “Reglamento sobre seguridad de los juguetes”, aprobado por Decreto Supremo en 2005 y modificado en abril del año pasado.

El recorrido se inició ayer en la mañana en la capital maulina, por la importadora “M & H”, donde el Seremi de Salud, Hans Lungenstrass realizó una exhaustiva fiscalización, encontrando juguetes que no cumplían con la norma, decretando sumario y el respectivo decomiso de algunos productos. Luego, se sumó al operativo el Director Regional (i) del SERNAC, Robert Fletcher quien hizo un llamado a los consumidores. “Nosotros estamos acompañando a la Autoridad Sanitaria y de paso entregamos conocimientos respecto de la seguridad de los productos, estamos señalando a los consumidores del Maule que adquieran regalos en forma segura y que sean adecuados para sus hijos. Además, el consumidor tiene el derecho a exigir el cambio del juguete o devolución del dinero”, recalcó.

Ambas autoridades visitaron otros locales comerciales, entre ellos, “Mega 350”, tiendas “Johnson’s” y “La Polar”. En todos los locales se decomisaron juguetes y de paso se hicieron advertencias a los encargados de local y a los mismos consumidores, quienes estaban expectantes con la fiscalización.
El Seremi fue enfático en señalar que las inspecciones se iniciaron el 1 de diciembre en toda la región. “Hoy se llevó a cabo una refiscalización para asegurar a los usuarios y niños que los juguetes cuentan con la normativa. Además, es importante destacar que los principales fiscalizadores son los padres, quienes deben velar por la adecuada adquisición de los juguetes”.

Además, Lungenstrass reiteró que las fiscalizaciones se intensificarán hasta el 24 en toda la región, tanto en locales establecidos, como ambulantes y ferias navideñas.

El recuento tras las inspecciones realizadas en todo el Maule arrojó 147 locales fiscalizados, 264 juguetes decomisados y ocho sumarios sanitarios. “Las principales causas de los decomisos se debe al no indicar procedencia, no señalar edad mínima para el uso del producto, no traer las advertencias en idioma español y no indicar los componentes de fabricación del juguete”, explicó el Seremi de Salud.

RECOMENDACIONES

Hans Lungenstrass sugirió a los adultos a ser extremadamente cuidadosos al momento de comprar juguetes. “Hacerlo en locales establecidos y fijarse claramente en las instrucciones para su uso, las que deben estar en español. Si carece de rotulación, simplemente no lo compre. Especialmente peligrosos son aquellos juguetes que pueden inflamarse o contienen piezas pequeñas que los niños pueden tragar. Además, puede exigir al propietario del local que le indique el certificado que acredite que el producto cumple con los estándares chilenos”, advirtió.

Deja un comentario

Deja un comentario