Universal, exento de impuestos e incluye a actuales pensionados, son algunas de las características que tiene el proyecto despachado ayer por la Sala del Senado y que permite a los afiliados retirar el 10% de sus fondos de pensiones. La iniciativa ahora volverá a la Cámara de Diputados donde se revisarán las modificaciones realizada por el Senado.

Ante esto, el gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, reaccionó y sostuvo que «el Senado ha vuelto a confirmar que las consecuencias económicas de la crisis sanitaria que vive el país, la pagarán los trabajadores y trabajadoras al hacer uso de sus ahorros previsionales». «Esta es una mala noticia para las actuales y futuras pensiones», recalcó.

Dicho eso, entregó dos mensajes «importantes» una vez la iniciativa se transforme en ley. En primer lugar, aseguró que «las administradoras de fondos de pensiones, pondremos toda nuestra energía para que quienes necesiten retirar parte de sus fondos lo hagan de manera simple, informada y ágil», consigna Emol.

«Y un segundo mensaje muy importante es de alerta, porque hemos conocido ya a través de los medios una serie de correos fraudulentos y de llamados telefónicos de falsos ejecutivos que con el pretexto de facilitar los retiros de fondo están solicitando claves e información confidencial», indicó.

Por último, señaló que «aquí el llamado es claro: el retiro de fondos aún no está promulgado como ley y las administradoras jamás solicitarán a través de correos o llamados telefónicos las claves o información personal de los afiliados al sistema previsional.».

Deja un comentario

Deja un comentario