Preocupados se encuentran los directores de la Asociación  Canal Maule (ACM) luego de analizar la Reforma al Código de Aguas que se está tramitando en la Cámara de Diputados y que se votará en primera instancia este 22 de noviembre.

La organización de usuarios de agua, que representa a más de 3 mil regantes de las comunas de San Rafael, Pelarco, San Clemente y Talca señaló a través de su presidente, José Manuel Silva,  que “como asociación estamos muy preocupados por esta reforma. Hemos visto que los más perjudicados seremos los agricultores. Estamos frente a una situación muy delicada que perjudicará a todos los que somos dueños de derechos de agua. Las consecuencias, de aprobarse esta reforma, serán muy grave para nuestro sector”.

“No es menor el hecho –agregó el presidente– que ya no seremos los dueños de nuestros derechos, ahora seremos simples titulares. Y, más grave aún, esta titularidad puede ser caducada en cualquier minuto. ¿Cómo daremos seguridad a los bancos, por ejemplo, si necesitamos un préstamo? Nuestras tierras perderán valor, ya no podrán ser dadas en garantía en caso de ser necesario”.

El director Alejandro Silva también se refiere al tema señalando que ven en esta reforma un peligro no sólo para los agricultores, sino que para toda la economía local y nacional. “Los agricultores deberemos tomar serias medidas en nuestros campos. Como disminuirán las plantaciones, habrá menos empleo, más migración del campo a la ciudad y nuestro objetivo de ser una economía agroalimentaria perderá su rumbo. Lamentablemente, estos cambios no han sido pensados desde el punto de los regantes”.

“Muy por el contrario de lo que nos han querido hacer creer –prosiguió–, de que esta reforma va a ayudar a solucionar el problema de la escasez hídrica, es necesario recordar que en Chile el 84% del agua dulce se vierte en el mar sin ser utilizada, lo que deja en claro que para dar una solución real y definitiva a este problema necesitamos que se construyan nuevos embalses. Hay que solucionar el problema desde la base de una vez por todas”.

 

Cambios con base ideológica

Esta reforma impulsada por el Gobierno considera varias modificaciones a la actual ley. Tal como explicó el presidente de la ACM, “los cambios que se están analizando no son nada fácil de entender, pero hemos podido darnos cuenta que es inconstitucional, se basa más en principios ideológicos que técnicos. Los regantes perdemos el concepto de propiedad al dejar de ser dueños, se cambia también la concepción de los derechos de aguas y se limita su ejercicio, entre otras cosas”

“Tenemos claro que es necesario cambios en el código de aguas, no nos oponemos a ellos, pero sí deben ser considerados nuestros puntos de vista. Nosotros llevamos años en el rubro, por lo que, todo el conocimiento y experiencia acumulados deben ser tomadas en cuenta. Esto es como cuando el paciente va al doctor, pero no lo escucha y se automedica, acá pasa lo mismo, nos preguntaron nuestra opinión, pero no la tomaron en cuenta para redactar los cambios en el código”, agregó José Manuel Silva.

Alejandro Silva agregó que “como organización de usuarios de agua estamos preocupados al respecto y queremos que nuestros regantes estén informados de la situación que se viene. Nosotros representamos a muchos agricultores pequeños y debemos, por ellos, tomar todas las acciones posibles con el fin de evitar que se apruebe esta mala reforma. Hago un llamado a todos nuestros asociados a estar informados, necesitamos estar muy unidos en caso que sea necesario salir a las calles a defender lo que son nuestros derechos.”

Deja un comentario

Deja un comentario