La medicina ha avanzado mucho en las últimas décadas gracias al uso de tecnologías que han conseguido realizar pruebas diagnósticas más rápidamente, así como a un estudio cada vez más interdisciplinar de los medicamentos, las enfermedades y las propias circunstancias de los pacientes. Además, poco a poco también se apoya en técnicas ancestrales como la aromaterapia, para complementar muchos tratamientos científicamente probados.

La medicina es la ciencia que cura y busca soluciones a las dolencias del ser humano. En los últimos años la medicina ha sufrido un importante avance gracias a las nuevas tecnologías, a la aparición de medicamentos más mejorados y a la aplicación de pruebas diagnósticas cada vez más efectivas. Todos estos avances han facilitado el alivio de muchos pacientes en sus enfermedades crónicas, la mejora de la calidad de vida de la población en general, así como posponer la edad de mortalidad en muchos casos.

La medicina científica es hoy por hoy la base de la curación de las personas, pero no hay que olvidar una serie de prácticas alternativas y tratamientos naturales, que conjuntamente con ella y siempre de la mano, ayudarán a los pacientes a sentirse mejor.

Aromaterapia para ayudar en el trabajo de parto

Es el caso de la aromaterapia, utilizada en el Hospital de Curicó, concretamente en el área de maternidad. De hecho, la aromaterapia se utiliza en el Hospital de Curicó para ayudar a las futuras mamás a tener un parto o más natural posible y siempre que las circunstancias médicas lo permitan. Para ello, desde la maternidad optan por un trato cercano con las pacientes, intentando que estén lo más cómodas posible y brindándoles la posibilidad de dar a luz de una forma tranquila, sin prisas, preparando su cuerpo con tiempo para lo que está por venir. De esta forma, se procede a iluminar la sala de parto de forma tenue y ligera, ponen música relajante y utilizan aromaterapia para relajar el ambiente y a la paciente. Lógicamente se habla de trabajos de parto normales, en los que no haya complicaciones ni riesgos, algo que de antemano se debe tener previsto.

Entre los aceites esenciales más utilizados en el parto destacar la lavanda, el aceite esencial de rosas, el aceite de jazmín, el aceite de salvia, o el aceite esencial de manzanilla.

¿Qué es la aromaterapia?

Para comenzar a utilizar aceites esenciales de forma que ayuden en determinadas circunstancias médicas, saber qué es la aromaterapia resulta fundamental. Esta técnica procede de la herboristería y utiliza compuestos vegetales y aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas para mejorar el estado de ánimo y la salud. Estos aceites esenciales se pueden inhalar, tomar en algunos casos, o aplicar sobre la piel.

Aceites esenciales y sus propiedades terapéuticas

Los aceites están presentes en casi todas las partes de una planta (en sus cortezas, flores, hojas, etc.). Lo primero que se extrae de las plantas son los aceites esenciales puros a través de diferentes métodos, como la primera presión en frío, la destilación, la maceración o la hidrodestilación.

Si se está interesado en las propiedades y efectos que tienen sobre el organismo y la mente los aceites esenciales entonces puede consultar esta lista de aceites esenciales para conocer todos sus beneficios.

Entre los aceites esenciales que se inhalan destacar el de eucalipto para tratar la congestión nasal, así como otras esencias que ayudan a la estimulación del cerebro y producen beneficios psicológicos.

Por su parte, los aceites que se aplican de forma tópica son rápidamente absorbidos por el torrente sanguíneo y sirven de ayuda para problemas de salud, higiene y belleza.

En conclusión, el uso de la aromaterapia a través de los aceites esenciales es un tratamiento que complementa los tratamientos médicos y que en muchas ocasiones ayudan a los pacientes a estar más relajados, a solucionar pequeños problemas de salud como el acné, mejorar las artritis o las congestiones nasales, entre otros muchos.

Deja un comentario

Deja un comentario