Contentos y dispuestos a reiniciar su trabajo como pequeños productores de ají, 4 usuarios del Programa Prodesal 2 dependiente del Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y la Municipalidad de Linares, resultaron favorecidos con la reconstrucción de sus galpones para el secado de ají, tras haber sido derrumbados, producto del pasado terremoto de febrero.

El proyecto se concretó mediante las gestiones de la Oficina Agrícola de la Municipalidad de Linares a través de su programa Prodesal 2, el cual gestionó un subsidio de parte de INDAP que ascendió a 1 millón 800 mil pesos, para la reconstrucción de galpones de albañilería sólida, con sus respectivas zarandas de secado.

Agenor Salazar Jefe de Area INDAP Linares, indicó que la iniciativa responde a un programa de apoyo a pequeños productores que están inscritos en el Prodesal y que tiene que ver con el potencial y las proyecciones económicas de este producto en el mercado nacional y extranjero, “no sólo hemos recorrido y conocido sus nuevas estructuras que reemplazan a las antiguas edificaciones que eran de adobe, sino que estamos trabajando con la empresa Maule Sur S.A., la cual está entregando capacitación a estos pequeños agricultores, en materia de gestión empresarial, manejo financiero, marketing y comercialización del ají”.
En este aspecto agregó, que ello se debe a la importancia que tiene el ají en el mercado nacional, siendo las localidades de Palmilla y Villa Prat en la Séptima región los sectores que abastecen de ají a gran parte del mercado nacional, de hecho casi el 100 por ciento de la cosecha de estos ajiceros, se comercializa en la 8º y 9º regiones para la confección de “Ají Merquén”, producto característico de la zona sur, comentó Salazar.

Al respecto Patricio Valenzuela Director de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad, manifestó que la idea de este proyecto es que los productores se asocien, se entusiasmen y puedan comercializar un producto más elaborado con mayor valor agregado, con una denominación de origen que destaque el “ají ahumado” como un fruto exclusivo y típico de la zona Palmillana.

Sergio Encina uno de los 4 productores favorecidos con la entrega del subsidio, agradeció emocionado al INDAP, al Prodesal y a la Oficina Agrícola de la Municipalidad, el respaldo entregado, ya que después de la catástrofe vivida, hoy podemos mirar un futuro más esperanzador y continuar con nuestra labor agrícola, “esperamos seguir capacitándonos y aprendiendo más sobre las bondades y proyecciones comerciales de este producto, que de acuerdo a lo que manifiestan los profesionales posee buenas perspectivas de desarrollo” subrayó el usuario.

Deja un comentario

Deja un comentario