Llegaron casi 200 alumnos para realizar trabajos voluntarios en 4 sectores rurales de la Comuna
La solidaridad y compromiso de la comunidad educativa del Colegio Saint George volvió a quedar demostrada la semana recién pasada, pues cerca de 200 alumnos, una decena de profesores y el rector del establecimiento, Padre José Ahumada llegaron nuevamente a la Comuna, con el objeto de realizar varias labores en los sectores de Huerta de Maule, Orilla de Purapel, Rastrojos, Codellima y Bobadilla, sumando así su segundo año de labores en San Javier, tras el terremoto del 27 de febrero del año pasado.

Fue así como ocho equipos de alumnos con igual cantidad de docentes se trasladaron hasta la localidad de Orilla de Purapel, con el objeto de forrar algunas viviendas de emergencia que no pudieron ser forradas el invierno pasado, lo que fue agradecido por las familias beneficiadas, quienes no querían volver a pasar otra temporada con frío y lluvia en sus hogares.

La dueña de casa, Elba Pinochet Méndez comentó “el invierno pasado sufrimos mucho en éste sector, pues la ropa de cama amanecía húmeda y había que sacarla todos los días para poder secarla y si llovía había que ponerla cerca del fuego, estamos muy agradecidos de estos jóvenes pues al menos nuestras casitas ahora sí estarán bien protegidas y aguantarán varios años más” comentó la dama.

Por su parte la alumna Antonia Rebolledo señaló “éste es el primer año que vengo en trabajo social, es un ambiente muy grato y la gente muy cálida y hogareña, hemos tenido la oportunidad de poder compartir con ellos el desayuno y ahora estamos abocados a forrar las viviendas, para que puedan pasar un invierno mucho más abrigados, así que ojala podamos continuar viniendo a la Comuna” aseveró la alumna.

En tanto Ivo Koporcic señaló “para mí también es primera vez que me corresponde salir por el Colegio Saint George, pero los compañeros que habían venido el año pasado nos habían comentado mucho lo que había sucedido en esta zona, es impresionante ver los muros de adobe destruidos y como se han tenido que amoldar a estas viviendas de emergencia, esperamos que luego puedan obtener su casa propia, pues acá las noches son bastante heladas” comentó el alumno.

El profesor Harold Oliva quien ha venido en varias oportunidades a la zona comentó “era un trabajo pendiente que nos quedó del año pasado cuando levantamos las viviendas de emergencia, en esta oportunidad las estamos forrando con material de mejor calidad, por lo que estimamos podrán soportar unos 4 o 5 años, pero se hace imperioso que ellos puedan obtener su vivienda definitiva, más aún cuando es un grupo familiar bastante numeroso; los alumnos están muy motivados con los trabajos, además que han sentido la hospitalidad y cariño de los mismos beneficiados, algo que nos alegra y nos compromete a seguir apoyando a la Comuna de San Javier” comentó el docente del Colegio Saint George.

Deja un comentario

Deja un comentario