La carrera de la UTALCA, pionera en Chile, entregó sus primeros titulados en el 2010.

Empleabilidad total se registra en los profesionales egresados de Ingeniería en Mecatrónica de la Universidad de Talca, carrera que nació el 2005, fue la primera de su tipo en Chile y el año pasado entregó sus primeros titulados.

El campo ocupacional en el que se mueven sus profesionales es muy variado, incluyendo el área minera, industrias de procesos químicas, eléctricas, mecánicas entre otras. Cuatro egresados ya están contratados en CODELCO, y algunos que están finalizando sus estudios, también están en conversaciones con esta empresa minería para trabajar en ella, lo que representa una excelente oportunidad y un desafío para sus carreras profesionales.
Luis Cerda, jefe de Proyectos del Área de Mecatrónica del Instituto de Innovaciones Minero Metalúrgica (IM2) -filial de CODELCO- es uno de los profesionales que desde sus inicios colaboró en la concepción de la carrera de la UTALCA y ve en sus egresados posibles ingenieros de su Centro de Tecnología y de otras filiales de CODELCO.

“Los titulados que nosotros hemos contratado en el IM2 y que luego ingresaron a CODELCO, tienen grandes ideas y por sobre todo creatividad. Esto último -según Einstein- es más importante que tener buenas ideas. Me parece que los egresados de Ingeniería en Mecatrónica lo están haciendo muy bien, ya que han superado en la selección de ingreso a muchas decenas de postulantes de otras universidades tradicionales”, destaca el profesional.
Uno de los Ingenieros en Mecatrónica que están trabajando en CODELCO y que salió el 2010 de la UTALCA, Erik Díaz, reflexiona sobre la decisión de estudiar la carrera y su futuro. “La experiencia en la Universidad fue muy grata, en especial en los últimos años, porque se desarrollaron proyectos importantes. En cierta forma, uno piensa que colaboró en el proceso de consolidación de la carrera, tiempo que no sólo sirvió para darse cuenta de que uno había estudiado una muy buena carrera, que tiene un amplio campo laboral y profesional, y donde hay mucho por desarrollar”, indicó.
Futuro auspicioso
El director de la Escuela de Ingeniería en Mecatrónica, Mario Fernández, considera que el futuro de sus alumnos es muy auspicioso, debido al alto interés expresado por diversas empresas del país en contar con profesionales de esta área. “He recibido llamados desde celulosas, forestales e industrias de alimentos, que necesitan ingenieros mecatrónicos, así que estamos esperando a que más alumnos finalicen sus estudios, ya que la demanda por ellos es muy alta”, señaló.

En este mismo sentido, afirmó que “después de más de seis años de haber sentado las raíces de esta carrera, empezamos a tener los primeros egresados y naturalmente fuimos los primeros interesados en ofrecer prácticas y contratos a memoristas, investigadores y -en adelante- estaremos buscando que el IM2 reciba más ingenieros, masters y doctores en mecatrónica, para crear en Chile las bases de la generación de las tecnologías de equipos avanzados, para su aplicación en la minería del cobre y con ello viabilizar la futura industrialización del país”.

Deja un comentario

Deja un comentario