Desde el próximo miércoles 26 de junio, todos los alimentos artesanales elaborados por micro y pequeños productores deberán cumplir con los sellos “Alto en” incluidos en la Ley de Etiquetado, siempre y cuando sobrepasen los niveles contemplados por la ley para azúcares, calorías, sodio y grasas saturadas.

Los rótulos comenzarán a aparecer en mermeladas, alfajores, cuchuflís y maní confitado, entre otros productos, que deberán exhibir los sellos negros. De no cumplir con esa normativa, tal y como los grandes productores, arriesgan multas por parte de la autoridad sanitaria.

Desde este sector de la economía han llegado cuestionamientos al Ministerio de Salud, ya que acusan no haber sido capacitados para saber cómo evaluar cuándo un producto debe llevar sellos o no.

“Nosotros mismos buscamos información en Internet y fuimos poniendo stickers a los productos que creemos que se pasan de la norma”, aseguró Diego Corona a El Mercurio, dueño de una pequeña empresa que vende productos confitados.

 

Deja un comentario

Deja un comentario