Según estudio del INJUV, un 37% de los jóvenes entre 18 y 29 años declara tener deudas, créditos o préstamos a su nombre, mientras que un 29% reconoce no estar al día en el pago de sus cuotas.

En el marco del Día Internacional de la Juventud y con el propósito de informar sobre el preocupante nivel de endeudamiento e informar sobre las precauciones que deben tener los jóvenes en nuestro país, se reunieron el Director Regional (PT) del SERNAC, Esteban Pérez, y la Directora Regional del Injuv, Irene Muñoz.

En el encuentro, las autoridades hicieron un llamado a los jóvenes de nuestra Región a tomar sus decisiones de consumo con responsabilidad y tomar en consideración sus consecuencias, las que pueden llevar al sobreendeudamiento y terminar en los registros de morosidad en caso de incumplimiento de los compromisos de pago.

La Directora Regional del INJUV explicó que un estudio realizado a jóvenes de entre 18 y 29 años en octubre pasado, a nivel nacional, determinó que un 37% declara tener deudas, créditos o préstamos a su nombre, cifra que alcanza un 47% en los jóvenes de entre 25 y 29 años.

Otra conclusión relevante de este estudio es que el 29% de los jóvenes encuestados dice no estar al día en el pago de sus cuotas; mientras que el 20% ha estado en DICOM. Además, un 45% del total cree que no dejará de estar endeudado de aquí a 12 meses.

Muñoz explicó que esta situación es compleja, pues implica que muchos jóvenes están empezando su vida laboral con pesadas deudas, a las cuales a futuro se sumarán otras, lo que a la larga significa ingresar a un círculo vicioso del que podría costar salir.

Esto, debido a que según los datos arrojados por este estudio en la zona sur del país, entre O’Higgins y Magallanes, un 39% de los jóvenes tiene deuda. Mientras que un 71% de este grupo de encuestados asegura que se debería limitar el acceso a créditos y préstamos a los jóvenes que no trabajan, en tanto, un 51 por ciento afirma que las empresas no son responsables.

Por su parte, el Director Regional (PT) del SERNAC señaló que el Servicio quiere ser un apoyo en la Educación Financiera de los jóvenes de nuestro país que están pensando en endeudarse o sacar una tarjeta, para que tomen una buena decisión de consumo y no sean víctimas del sobreendeudamiento, afectando además la tranquilidad financiera de sus familias.

El crédito puede ser una buena herramienta para quienes no pueden acceder a productos o servicios al contado, pero debe ser usado con responsabilidad. El endeudamiento no es problema hasta que se transforma en sobreendeudamiento, señaló Pérez.

“Con el sobreendeudamiento todos pierden. Pierden los jóvenes que comienzan su vida laboral con deudas y estando en los registros de morosos; pierden sus familias que viven la angustia de hacerse cargo de las consecuencias de la deuda”, enfatizó la autoridad del Servicio.

Esteban Pérez explicó que, en el caso de los jóvenes, es importante que al momento de aceptar una tarjeta de crédito de una multitienda o decidir endeudarse, consideren una serie de variables, por ejemplo, revisar si el monto del ingreso familiar puede soportar una nueva carga crediticia.

Agregó que siempre será mejor gastarse lo que se tiene en el bolsillo que endeudarse, pues los estudios del SERNAC han comprobado una y otra vez que por un crédito se puede terminar pagando hasta el doble de lo que se pide.

El Director Regional (PT) del SERNAC del Maule recalcó que si bien es obligación de los consumidores cumplir con sus compromisos financieros, al momento de realizar acciones de cobranza extrajudicial las empresas deben respetar la Ley, lo que implica, que no informen a terceros sobre la deuda, como a familiares o el jefe; que los llamados sean entre lunes y sábados entre las 8:00 y las 20:00 horas; que no envíen documentos que aparenten ser escritos judiciales, entre otros.

Cuando sus deudas aparecen en los registros de morosos, los consumidores tienen derecho que no se den a conocer más antecedentes que los relativos a la deuda. Si el deudor paga, es responsabilidad de la empresa avisar al registro de morosos dentro de los siete días siguientes para que sea borrado, dijo Esteban Pérez.

Además, el Director Regional (PT) del SERNAC hizo un llamado a las entidades financieras a ser socialmente responsables y a considerar que los jóvenes son un público vulnerable, tanto en los conocimientos que pueden tener respecto del endeudamiento y las consecuencias del crédito, como en las necesidades reales y creadas respecto del consumo.

“Responsabilidad social significa que las empresas se preocupen por el impacto de sus actos más allá de que respeten la Ley. En este caso, preocuparse de las consecuencias de dar crédito a quien no pueda pagarlo. Ser responsable socialmente, no sólo es cumplir con lo que establece la ley, sino que se trata de comprender las repercusiones del negocio”, enfatizó la autoridad.

Derechos al pedir un crédito

Pérez explicó que la Ley establece que los consumidores tienen derecho a recibir de las empresas información veraz y oportuna, en el caso del crédito, a conocer la Carga Anual Equivalente o CAE y el Costo Total del Crédito, herramientas que permiten cotizar y saber cuánto se terminando al final del crédito.

Además, las empresas deben entregar una hoja resumen, que establece todas las condiciones relevantes, de una forma fácil de comprender. También tiene que entregar una cotización del crédito, cuyos costos y condiciones serán válidos por 7 días. Por otro lado, no pueden poner barreras para terminar los contratos si el consumidor ha cumplido con sus compromisos.

De igual forma, la Ley tampoco permite las ventas atadas, es decir, aquellas que obligaban al consumidor que contrata un crédito, a tomar otro producto como un seguro.

Recomendaciones para el buen uso del crédito

• Antes de tomar un crédito, pregúntese si realmente lo necesita y si el presupuesto familiar puede asumir una deuda más.
• No se deje llevar sólo por ofertas publicitarias, pues ningún crédito es gratis.
• No se deje tentar sin antes comparar otras alternativas de crédito.
• Fíjese en la CAE y en el Costo Total del Crédito, no sólo en la cuota del crédito.
• No hay que confiarse en el pago mínimo todos los meses, pues puede significar una deuda que puede arrastrarse por toda la vida.
• Es mejor pagar todas las compras con una tarjeta que con tres, y es recomendable concentrar todas las compras en una sola transacción. Cada vez que pase por la caja le estarán cobrando comisiones.

Deja un comentario

Deja un comentario