El Alcalde de Yerbas Buenas, Luis Guzmán Trujillo, condujo a la Gobernadora de la Provincia de Linares, María Eugenia Hormazábal, junto a la autoridad vial, para comprobar en terreno la realidad que viven los vecinos de Yerbas Buenas que transitan diariamente, tanto por la Ruta L-275 (Yerbas Buenas / Abránquil), así como por el peligroso cruce entre La Faja y la Ruta L-25 (Linares / Yerbas Buenas), los cuales corresponden a los puntos más críticos en lo que respecta a seguridad vial en la histórica comuna.

La molestia de los vecinos de Abranquil – Puipuyen radica en el mal estado de la vía, pese al reciente término en las obras de construcción de un sello asfaltico sobre la ruta. El Director Provincial de Vialidad, Luis Contreras, manifestó que se encuentra imposibilitado de realizar trabajos de mejoramiento, a causa de una normativa que impide la recepción del camino antes de un año de concluidas la obras. Por lo cual aconsejo solicitar el adelanto de la recepción definitiva al Gobierno Regional, a través del Intendente. Situación que ocurrirá durante los próximos días.

Con respecto al transitado cruce del sector de la Faja urbana, y al proyecto de semáforo elaborado por el Municipio postulado al Ministerio de Transporte, el cual se encuentra entrampado debido a observaciones realizadas por el organismo, referente a la cantidad de vehículos que transitan actualmente por el lugar, la cual sería inferior a 500 móviles por día. Luis Contreras, se comprometió a revisar el estado del proyecto, así como a concretar, en el corto plazo, medidas de mitigación en el lugar, tales como: Señalética apropiada y bandas alertadoras. Que vayan en beneficio y seguridad de los vecinos que diariamente circulan por el lugar.

Luis Guzmán Trujillo, agradeció a la Gobernadora por compartir su preocupación del bienestar de los vecinos de Yerbas Buenas, del mismo modo espera contar a la brevedad con soluciones concretas para ambas problemáticas por parte del Ministerio de Obras Publicas.

Deja un comentario

Deja un comentario