Agroindustriales y exportadores destacaron aporte nacional del Centro de Pomáceas

Agroindustriales y exportadores destacaron aporte nacional del Centro de Pomáceas

Apicultores podrán contratar seguro con subsidio del Estado a través de INDAP
Entregan bonos de riego en beneficio de 800 familias de pequeños y medianos agricultores de Maule
Apicultores de Colbún fortalecen su trabajo y producción en la comuna

Como el fiel reflejo de la misión de una universidad estatal que se preocupa de los requerimientos de la región, fue valorado el Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca, durante la ceremonia de celebración de su vigésimo aniversario. La actividad efectuada en el auditorio de la Facultad de Ciencias Agrarias de la casa de estudios, contó con la presencia de autoridades académicas, investigadores, empresarios frutícolas y representantes de asociaciones de la agroindustria regional y nacional.

“El Centro de Pomáceas habla por sí solo con su trayectoria, sus proyectos de investigación y su gran aporte al sector frutícola del país”, afirmó el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX), Ronald Bown, durante la conferencia “Los desafíos del sector exportador”, que ofreció durante el evento.

En la oportunidad —junto con destacar los aportes de este centro tecnológico creado en 1995 para estudiar y dar solución a los problemas que afectan la calidad de productos como manzanas y peras— el dirigente empresarial expresó su preocupación por el paro que Aduanas ha llevado a cabo de forma indefinida desde el pasado miércoles 20 de mayo, lo que impacta al sector productivo, según dijo, ya que se han acumulado cargas terrestres, portuarias y aéreas.

La solemne ceremonia fue presidida por la vicerrectora Académica, Gilda Carrasco, quien en calidad de rectora subrogante, sostuvo que este centro es una unidad que destaca por el desarrollo de investigaciones e innovación para esa industria y por su contribución en la formación de ingenieros agrónomos, doctores y magíster quienes trabajan en la fruticultura regional, nacional e internacional.

“La base de la alimentación son los productos de calidad. Me refiero en especial a los que se obtienen con buenas prácticas, sostenibildad, teniendo en cuenta su efecto positivo en la salud, aplicando técnicas innovadoras para conducir sus procesos de producción. Es decir, considerando el cultivo eficiente de éstos. De esa forma es posible contribuir con una dieta equilibrada y sana, tanto para la población como para el entorno y nuestras futuras generaciones. Esas consideraciones de la producción alimentaria son parte de la razón de ser del Centro de Pomáceas”, dijo Carrasco.

El director del Centro de Pomáceas, José Antonio Yuri —académico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UTALCA— se refirió a la trayectoria de ese unidad tecnológica. Señaló que fue creada gracias a un proyecto Fondef y constituye un esfuerzo entre la Universidad de Talca y la industria frutícola nacional, integrada por productores, viveristas, empresas de agroquímicos y exportadoras.

“Me siento como un papá que ve crecer a su hijo y que tiene 20 años. El centro se ha transformado en una especie de modelo de gestión universidad-industria. Durante estas décadas nos han venido a ver miles de personas de casi 40 países. Y nos han visitado personas diversas, como por ejemplo el Contralor General de la República, pero no por el trabajo en las pomáceas, sino por el modelo de gestión que tenemos sobre cómo asociar nuestro trabajo e intelecto para solucionar problemas de la industria. Y eso en Chile fue una novedad hace 20 años, y hoy es una exigencia”, afirmó.

Yuri se refirió a los principales logros del esa unidad de la UTALCA. “Lo que ha trascendido al Centro de Pomáceas es haber alineado nuestras capacidades de resolver problemas de la industria. Acá se crean soluciones, eso es parte del éxito”, indicó.

También expresó que junto a su equipo de investigadores se logró determinar que uno de los principales daños en las pomáceas no es por efecto de la radiación ultravioleta, sino que por razones térmicas. “Y descubrimos hace más de 15 años que el problema era térmico, más asociado al cambio climático que al agujero de ozono. Y eso es un tremendo impacto para cómo enfrentarlo y solucionarlo”, precisó.

En tanto, el presidente de Fedefruta, Juan Carolus Brown —junto con valorar el aporte de este Centro de la UTALCA— entregó su conferencia “Desafíos del sector frutícola chileno desde la perspectiva del productor”. Dijo que en el país hay 350 mil hectáreas con plantaciones de este tipo y se generan 450 mil puestos de trabajo. Totalizó en 28 mil los productores del rubro de los cuales 19 mil poseen 5 hectáreas plantadas.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, José Díaz, afirmó que esta unidad de investigación ha permitido a la Facultad una excelente posibilidad de mostrar el trabajo científico que se realiza. “Y una retroalimentación de la universidad, de investigación, de extensión y asociado a la docencia. La idea es que esto se transforme en un modelo en los otros aspectos productivos regionales (…) Por tanto esta labor hay que proyectarla más allá de las frutas que están bajo el alero del Centro de Pomáceas (como cerezas, berries, arándanos, frambuesas)”, explicó.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0