Actividad contó con la participación de 43 pequeños agricultores de la zona de Colín, provincia de Talca.

Un total de 43 personas, entre productores de tomate, profesionales, técnicos y estudiantes de agronomía, participaron en un Taller de Capacitación sobre las principales plagas que afectan a los invernaderos de la zona productora de Colín, en la provincia de Talca.
Los asistentes además recibieron una cartilla sobre las principales plagas que afectan al cultivo del tomate, que se da principalmente en esta zona y dos representantes de INIA (Jorge Riquelme y Luis Devotto) y un representante de la empresa SAE Ltda., Pablo Castillo, explicaron los alcances de la cartilla.

Uno de los temas tratados fue la biología y desarrollo de la polilla del tomate y de la mosquita blanca, a cargo del especialista Luis Devotto. El objetivo fue que los productores conocieran las debilidades y fortalezas de ambas plagas, entendiendo cuándo es el momento más oportuno para realizar un manejo.

Otro tema, abordado por el ingeniero agrónomo Pablo Castillo, fue el uso de productos fitosanitarios para estas plagas, cuyo listado fue incluido en la cartilla mencionada. Este listado fue elaborado en base a las carencias de los productos, su compatibilidad con abejorros, la existencia de registro SAG y la experiencia de la empresa en cuanto a su eficacia.

Esta actividad se enmarca en el proyecto «Control semiautomatizado de plagas y enfermedades en invernaderos de tomate para la reducción de plaguicidas y protección de la salud humana”, PYT-2014-0035, co-financiado por el FIA, INIA, y la empresa Sae Ltda.

“Una de las potencialidades de esta iniciativa es la transferencia tecnológica, que será abierta a todos los productores, asesores técnicos, profesionales del país. De manera que llegue a todos aquellos actores que permitan y faciliten la utilización del sistema”, señaló el encargado de FIA en la zona del Maule, Robert Giovanetti.
Por su parte, el SEREMI de Agricultura Jorge Céspedes, dijo que la capacitación es uno de los aspectos fundamentales que a nivel ministerial se están abordando, con la finalidad de entregar las herramientas adecuadas a los agricultores para mejorar sus niveles de productividad.
“Valoramos además la coordinación que existe entre las diversas instituciones del agro, ya que esa articulación es la que permite lograr resultados como éste, de capacitar a los agricultores en temas relevantes para ellos y en la posibilidad de incorporar tecnología que nos permita tener una agricultura más sana”, aseguró.
TERRENO
Los productores de Colín observaron un sistema innovativo para la aplicación de plaguicidas en el interior de los invernaderos de tomate sin intervención humana, que inyecta el producto desde fuera de las naves mediante un sistema de tuberías y aspersores instalados en el interior del invernadero, aplicando los plaguicidas disueltos en agua y ayudado por la aplicación de aire comprimido para ayudar a sostener la presión dentro del sistema.
Tomateros de Colín fueron los principales beneficiados con esta charla.
Maquinaria importada desde Italia mediante el apoyo del FIA, para efectuar las aplicaciones.

Deja un comentario

Deja un comentario