*Innovador método de cultivo, aplicado por arroceros de Parral, enfrenta escasez de agua y mano de obra, optimiza recursos y mejora los resultados.
*Simbólica cosecha realizada esta semana se constituye en un hito en la historia de esta producción en Chile.
Un revolucionario método de cultivo de arroz que permite ahorrar miles de litros de agua, suplir la falta de mano de obra en el campo y optimizar los recursos, de manera económica y ecológica estrenaron, con su primera cosecha, un grupo de 12 pequeños productores de la comuna de Parral, con el respaldo técnico y económico de INDAP.
La iniciativa pertenece a la sociedad de pequeños agricultores de El Bonito de Parral, quienes hace un par de años realizaron una gira tecnológica a países latinamericanos productores arroz que forman parte del Fondo Latinoamericano para el Arroz de Riego-FLAR-, donde conocieron este tipo de producción y se interesaron por replicar el proceso en Chile. Para ello, con el apoyo de INDAP, adquirieron de manera asociativa maquinaria especializada para el rubro del arroz, que importaron el año pasado desde Brasil. A eso se suma la constante asesoría de los servicios técnicos de INDAP, capacitaciones en el tema en Argentina y el apoyo en cada fase de la producción del arroz, del especialista brasileño Luciano Carmona.
Luego de un trabajo pionero en Chile y el Maule, principal región productora de arroz del país, este jueves fue presentada la primera cosecha de este cereal con el método de “siembra directa sobre taipas” (o de mínima labranza), que se realizó en un total de 60 hectáreas.
Germán Badilla, representante de El Bonito, manifestó su enorme satisfacción y el de su organización, por los resultados de esta innovación en sus sistemas de cultivo. Explicó que en promedio los pequeños productores cultivan 10 hectáreas de arroz y que el año pasado cultivaron con esta nueva técnica como mínimo 1 hectárea por agricultor de su sociedad y 5 como máximo, pero que para este año el máximo se elevará a 10 hectáreas. “Para nosotros este es un avance notable y mas que contentos estamos felices, cambiamos de un sistema tradicional de alto costo, con malezas que no podíamos controlar y problemas de mano de obra, a otro que rebaja en un 30% nuestros costos, nos ahorra 40 días de agua y cuida el medio ambiente ya que tenemos que preparar el suelo una vez y luego solo lo mantenemos y así puede durar años. En sembrar 10 hectáreas nos demorábamos 10 días, con 2 personas y ahora con este sistema y las maquinarias solo 1 día en las mismas 10 hectáreas.”
Este nuevo sistema de cultivo, que forma parte del FLAR, representa cambios en la estructura del terreno, que se utiliza en un 100%, con un método no invasivo como es la mínima labranza, se optimiza el gasto en semillas y en las distintas etapas del cultivo que evitan el alto consumo de agua y facilitan el trabajo de los agricultores.
Germán Badilla destaca los rendimientos de los agricultores de El Bonito que ya han cosechado, los que superan los 70 quintales por hectárea e incluso han llegado a los 100 quintales por hectárea, lo que es un excelente resultado, que supera el promedio general de la producción con método tradicional en la región.
Jairo Ibarra, director regional de INDAP valoró este tipo de innovaciones en cultivos tradicionales como el arroz, que es además un producto tan relevante para la región y el país. Indicó que iniciativas como ésta forman parte de los ejes estratégicos de la gestión institucional, que van de la mano de la innovación tecnológica y el cuidado y protección del medio ambiente. “Acá vemos como a través de la innovación en un cultivo que es tradicional en la zona Maule sur, un grupo de agricultores, de manera asociativa, mecanizó sus faenas, se capacitó, contó con asesoría especializada y el constante apoyo de INDAP y logró disminuir costos, cuidar su suelo, optimizar el uso del agua, reducir la mano de obra y aumentar sus rendimientos. Todo esto redunda en un buen negocio para ellos y en mejorar su calidad de vida, que es lo que buscamos como gobierno y ministerio de agricultura”.
La jornada de presentación de los resultados del método de siembra directa sobre taipas, contó con la presencia de cerca de 150 productores arroceros, además de profesionales de los equipos técnicos de INDAP, como la consultora Agro Parral de Ramón Henríquez, el jefe de área INDAP Parral, Paolo Parodi y el jefe de operaciones de INDAP, José Manuel Valenzuela, entre otros.

Deja un comentario

Deja un comentario